Casi cien nadadores tomaron parte en la prueba ferrolana

Copia de Diario de Ferrol-2015-09-01-034-85198267
|

 

Algo menos de un centenar de nadadores participaron el pasado sábado en la vigésimo quinta edición de la Travesía Abelardo López, prueba organizada por el Marina Ferrol y que tuvo su punto de salida y llegada en las inmediaciones de la nave que utiliza el Club de Remo A Cabana. En la competición se establecieron diferentes categorías en función de la edad de los participantes.
La organización marcó un par de recorridos para los participantes. En el A, de 2.000 metros, los 44 nadadores que intervinieron –nacidos entre 1972 y, en el caso de los chicos, 1999, mientras para las féminas el tope estaba en 2001– completaron un trazado en forma de triángulo en el que el más rápido resultó Alberto Tomé, del AD Fogar de Carballo, con un crono de 23:44.20. Mientras, en la competición femenina, la victoria fue para Marta Pereira, del club organizador, que paró el crono en 25:30.00.
En cuanto el trazado B, de mil metros y en el que los participantes eran nadadores nacidos desde 2002 y 2003 –para varones y féminas, respectivamente– y veteranos nacidos antes de 1962, se dieron cita 50 participantes. De ellos, la victoria fue para Carlos García –representante del Pabellón Ourense– con un tiempo de 13:15.22. En cuanto a las mujeres, la primera en cruzar la línea de meta fue Ainhoa García, del Natación Cedeira-Muebles García, que registró 14:39.86.

ESPECIALES
También se entregaron premios al participante de más edad –que fue para el independiente José Luis Leal, nacido en marzo de 1942– y al más joven –que recayó en Antonio Bustabad, del Marina, nacido en 2007–.
En la entrega de distinciones, a la que asistió el concejal de Deportes, Bruno Díaz, junto a Elisa López, hija del homanejeado, estuvo presente un familiar del homenajeado llegado desde Argentina, Reinaldo Enríquez, que entregó al presidente del Marina, Fernando Bustabad, un cuadro del recorte de prensa en el que se daba cuenta de la medalla a la orden deportiva entregada a Abelardo López en 1956 y que su madre tenía guardado desde entonces. A su vez, el máximo dirigente de la entidad ferrolana le correspondió con una placa.

Casi cien nadadores tomaron parte en la prueba ferrolana