Manuel López Calo se despidió ayer de las feligresías de Erines y Cabanas

Misa Despedida del Parroco de Cabanas
|

Rodeado de familiares, amigos y un importante número de vecinos del término municipal de Cabanas, Manuel López Calo dio ayer por finalizadas sus obligaciones diarias de labor pastoral a las que dedicó un total de 55 años, de los que 52 los pasó al frente de las parroquias de Cabanas y Erines.
El día de su despedida López Calo también estuvo arropado por responsables de la Diócesis de Santiago de Compostela, el vicario episcopal, José Luis Veira, entre otros, y por algunos sacerdotes llegados desde distintos puntos de la comarca con los que posteriormente el  expárroco de Cabanas compartió una comida en un conocido restaurante de la comarca eumesa.
Las celebraciones habían dado comienzo varias horas antes con las misas que a las once y a las doce del mediodía habían tenido lugar en los templos parroquiales de Cabanas e Erines, respectivamente.
El vicario episcopal presidió ambas eucaristías.
Tal y como él mismo explicó días antes a Diario de Ferrol, Manuel López Calo –natural de un lugar de Porto do Son y vinculado sentimentalmente a  la localidad de Vilacoba– no tiene intención de desligarse por completo del ejercicio del sacerdocio, una postura que le ha hecho ponerse a disposición de la Diócesis de Santiago de Compostela para cubrir bajas o reforzar la labor espiritual que realizan otros compañeros. Y a la espera de que esto ocurra, López Calo seguirá viviendo entre los vecinos a los que espiritualmente atendió durante los últimos 52 años.

Manuel López Calo se despidió ayer de las feligresías de Erines y Cabanas