El Concello comunica a los vecinos de Mandiá los usos industriales del recinto de la estación de radio

Copia de Diario de Ferrol-2013-10-09-003-992549e9
|

La proximidad del final del procedimiento administrativo de la concentración parcelaria, las sugerencias a la propuesta del saneamiento rural y el aprovechamiento de la antigua estación de radio de Mandiá fueron algunos de los temas que abordó ayer el alcalde, José Manuel Rey, con los vecinos de la parroquia en el transcurso de la visita que realizó a esta zona del rural con motivo de la supervisión de las obras del Plan de Barrios.
El alcalde explicó a la directiva de la entidad vecinal la intención de crear bolsas de suelo industrial en los terrenos de la estación de radio de Mandiá, para así posibilitar el asentamiento de grandes empresas en la zona. “Son 120.000 metros cadrados que pasarán a ser de titularidade municipal –propiedad no afectada por usos militares y  que forma parte del convenio con Defensa– e que nos permitirán dispoñer de chan que ofrecer a empresas que desexen asentarse en Ferrol a cambio de que se comprometan á xeración de postos de traballo”, apuntó Rey Varela. El hecho de que la iniciativa no afectará a propiedades privadas –evitando un proceso expropiatorio– y la facilidad para realizar la adaptación urbanística de los terrenos permitirán agilizar el proceso de puesta a disposición del suelo, según explicó el regidor local.
En relación con la concentración parcelaria de la zona, Rey Varela recordó que el Concello está trabajando con la Xunta para que este año finalice el proceso administrativo, veinte años después de iniciado.
El gobierno local aseguró además que los vecinos de Mandiá no pusieron pegas a la propuesta del saneamiento presentada en la primera fase del Plan de Barrios. El regidor local recordó que la intervención prevista en Mandiá se corresponde con el sistema Covas-Esmelle e incluye los trabajos del colector del Río Sardiña. La inversión estimada para conectar el mencionado cauce con la estación de bombeo de A Cabana asciende a 3,5 millones de euros, según se recordó desde el Concello.
En total se instalarán 2,2 kilómetros de colectores y dos tanques de tormenta, en los que se acumulará el exceso de aguas residuales que se descargarán al colector.

El Concello comunica a los vecinos de Mandiá los usos industriales del recinto de la estación de radio