El Rugby Ferrol cree en que remontar todavía es posible

Imagen del partido de ida disputado en Getxo | Getxo Errugbia
|

Mejorar en defensa es la máxima con la que el Rugby Ferrol encara el domingo –A Malata, 12.00 horas– el partido de vuelta de la primera eliminatoria de la fase de ascenso ante el Getxo B. El cuadro departamental se llevó un duro varapalo hace menos de una semana con su derrota en tierras vascas (42-28) pero, incluso en esa decepción, saca conclusiones positivas para seguir creyendo que es posible superar el enfrentamiento.

La principal, pensar que solo son catorce los puntos que tiene que remontar. Una diferencia asumible para un equipo que, ofensivamente, puede llegar a desplegar un alto nivel. Ese será, como bien insiste Alberto Mera, su entrenador, la base sobre la que cimentar su remontada. “Tenemos un ataque lo suficientemente fuerte”, advierte el técnico que, sin embargo, también insiste en que, para rendir a pleno gas, ese ataque tiene que mantenerse fiel a ese estilo de juego que lo ha llevado a proclamarse campeón de su grupo y a dominar sin problemas la competición “doméstica”.
De hecho, ya lo demostró en los instantes finales de la contienda en Getxo, en los que, en apenas tres minutos, fue capaz de armar una contra lo suficientemente incisiva como para acabar con un ensayo. Esa puntuación le dio “vida” de cara a este choque de vuelta y lo ratificó en su propuesta ofensiva.

Más preocupación, visto lo sucedido en el duelo de ida, es la imagen que defensivamente dejó el equipo. Las bajas con las que lidia en las últimas semanas han mermado su línea de tres cuartos, que cuenta a día de hoy con jugadores para los que esa no es su demarcación natural y otros que llegan tras arrastrar molestias. Eso repercutió en algunos de los ensayos que encajó en Getxo, en los que también se puso de manifiesto que al Rugby Ferrol le faltó intensidad y no supo contener a un adversario que, una vez que encontró la brecha, explotó al máximo ese filón. Así, los vascos insistieron ganándole la espalda a los defensores ferrolanos con sus patadas a seguir.

Acciones en las que habitualmente el equipo departamental no “cae”. Lo cierto es que, aunque el nivel defensivo de los ajedrezados fue muy bueno toda la campaña –acabó varios partidos sin encajar– los ataques a los que se midió en la liga regular no fueron tan incisivos como el del dinámico Getxo. Superada la sorpresa, durante toda la semana la preparación del duelo ha incidido en corregir esos errores para tener más seguridad. Esa solvencia defensiva, ser fiel a sus sistemas y ese plus que aporta jugar en casa han de ser los pilares de la remontada. Esa que esperan con ansia sus incondicionales, a los que está previsto que se sumen en A Malata un buen número de nuevos “aficionados” conscientes de la importancia que tiene su apoyo.

El Rugby Ferrol cree en que remontar todavía es posible