Navantia inicia la construcción de los bloques de cuatro petroleros en Ferrol

La planta de Navantia Ferrol ya comenzó el proceso de corte de chapa de estos módulos navantia
|

Navantia comenzó ayer en Ferrol la construcción de los bloques asignados de los cuatro petroleros Suezmax para el grupo Ibaizábal, buques que ya están en construcción en el astillero de Puerto Real desde diciembre de 2015. Las primeras chapas para esta obra fueron recibidas en el astillero el pasado jueves.
La obra que realizará en Ferrol consiste en la construcción de la unidad modular de la proa baja y el módulo del guardacalor para cada uno de los barcos. Se estima que supondrá para la ría de Ferrol una carga de trabajo para 20 meses, pudiendo llegar a los 200 empleos en algunos momentos.
La construcción de los barcos se enmarca dentro del acuerdo que Cepsa ha firmado con Ibaizábal para renovar su flota, incorporando las optimizaciones más avanzadas, tanto en eficiencia energética como de transporte de carga y seguridad. Los dos primeros buques se incorporarán a la flota de la petrolera bajo la modalidad de time charter.

competitividad
La consecución de contratos para la construcción de estos buques en el mercado global, está marcada por el precio y el plazo, dando por supuesto que la calidad es la requerida por la normativa y las sociedades de clasificación de buques. Navantia impulsa este modelo de negocio para poder competir en el mercado global ofreciendo un precio competitivo y un plazo adecuado para las necesidades del cliente.
Para lograr este acuerdo, se ha apostado por un “cambio en el modelo de negocio de la ejecución de estos proyectos”, reconocían desde Navantia en su momento: se basa en un acuerdo con el coreano Daewoo, para utilizar su diseño y que sea el principal suministrador de la mayor parte de materiales y equipos, “aunque siempre dando oportunidad y prioridad a las empresas nacionales que ofrezcan precios competitivos”. DSEC – empresa de ingeniería de Daewoo– aporta su experiencia en la construcción de este tipo de buques, un diseño muy consolidado, y evita los riesgos asociados al inicio de un nuevo proyecto.
El acuerdo incluye todo el diseño y su cadena logística y de suministros, aunque siempre dando oportunidad y prioridad a las empresas nacionales que ofrezcan precios competitivos.

Navantia inicia la construcción de los bloques de cuatro petroleros en Ferrol