El PP acusa a la Marea de desentenderse de la movilidad de La Marina a propósito

Los concejales Roberto Coira, Begoña Freire y Rosa Gallego denunciaron la situación in situ quintana
|

El Partido Popular decidió lanzarse a la calle para denunciar la supuesta pasividad del Ayuntamiento con el “caos” de tráfico que gobierna La Marina desde hace varios meses. Una comitiva popular se desplazó ayer hasta la confluencia con Alcalde Manuel Casas para mostrar in situ las “deficiencias” en la señalización e información y acusar a la Marea de “boicotear” a sabiendas un proyecto que dejaron prácticamente cerrado, incluso en las actuaciones que quedaban pendientes.
“Nadie sabe por donde tiene que ir; ni coches ni peatones”. La portavoz del grupo de la oposición, Rosa Gallego, fue así de gráfica mientras señalaba a las distintas infracciones que se sucedían en un corto espacio de tiempo. “Les hemos dicho por activa y por pasiva que lo primero por hacer era gestionar la movilidad de la zona y han improvisado”, criticó, muy molesta con las dificultades palpables en la circulación.
Gallego, que acudió acompañada de los ediles Roberto Coira y Begoña Freire, comentó que a su entender los problemas de movilidad se están dando por la dejadez del Ejecutivo municipal. Incluso habló de que se esté generando un mayor caos con los sucesivos errores o cambios de las señales con conocimiento de causa por parte del equipo de Xulio Ferreiro.
“Es una obra que han boicoteado desde el minuto uno: primero con el tema de la licencia enfrentándose al Puerto, después diciendo que había filtraciones en el túnel como si hubiese inundaciones y retrasando la apertura y ahora vemos el caos en la señalización”, lamentó.

diversos fallos
Muy crítica con la asignación de varios agentes de la Policía Local a la zona para informar en vez de estar patrullando por las calles, Gallego cedió la palabra a la antigua concejala de Movilidad durante la etapa de Carlos Negreira en el poder. Begoña Freire enumeró solo algunos de los problemas que han detectado, pero aún así la lista fue larga.
“Hemos advertido de que tenían que tener ordenada la movilidad antes y la gestión del uso del espacio en superficie antes de la apertura del ramal de O Parrote del túnel pero en cuatro meses no han hecho nada”, incidió la edil. Desde su punto de vista “lo que han hecho lo han hecho mal, improvisando”.
Entre otras cosas, lamentó que se haya instalado una prohibición excepto para vehículos autorizados –que no se sabe cuáles son– a la altura de la calle del Alcalde Manuel Casas. Según Freire, por ejemplo los conductores no pueden acceder a la zona de estacionamiento de Ambrosio Feijoo sin caer en una infracción. De la misma forma rechazó que los avisos no incluyan a los autobuses turísticos y las bicicletas.
También criticó la situación a la que se ha visto abocada la Policía Local de situar vallas y avisos provisionales “como si estuviese en obras por la mala señalización” o que hayan tardado cuatro meses en construir una glorieta y se hayan olvidado de ampliar una acera.
En cualquier caso, a Freire le parece igual de grave el continuo cambio de advertencias porque no ayudan a acostumbrarse.

El PP acusa a la Marea de desentenderse de la movilidad de La Marina a propósito