Un 70% de los consumidores optaría por las bolsas de papel

Las bolsas de papel se biodegradan en tres meses sin dañar el medio ambiente AEC
|

Un 70% de los consumidores elegiría en el supermercado bolsas de papel para sus compras en caso de que ambas opciones tuvieran el mismo precio, según una encuesta de ámbito nacional realizada del 5 al 16 de septiembre por LinQ para la plataforma web labolsadepapel.

El estudio también revela que dos de cada diez de los encuestados estarían dispuestos a pagar más por la bolsa de papel y un 88% de los consumidores desea poder elegir en el supermercado entre una bolsa de papel y una bolsa de plástico.

Asimismo, para dos de cada tres consumidores entregar bolsas de papel al realizar las compras da a los comercios una imagen “significativamente mejor”. Solo 1 de cada 10 entrevistados prefiere las bolsas de plástico.

En este sentido, los consumidores que prefieren las bolsas de papel eligieron este material por sus características medioambientales. De hecho, para nueve de cada diez consumidores, las cuatro características que mejor definen la bolsa de papel son que cuida el medio ambiente, y que es biodegradable y ecológica, además de renovable.

Precisamente, el 85% de los entrevistados se declara preocupado por el medio ambiente y un 71% afirma estar personalmente implicado en su cuidado.

Otro de los temas que refleja el estudio es el conocimiento de la sociedad sobre el tiempo que los residuos permanecen en la naturaleza hasta su degradación. Así, el 74% de los encuestados sabe que la bolsa de papel tarda en biodegradarse mucho menos que otras alternativas. Según recuerda la plataforma, la bolsa de papel se biodegrada en tres meses sin dañar el medio ambiente.

 

contaminación marina

Las bolsas de plástico son precisamente uno de los elementos que más contribuye en la contaminación de los océanos y, según desvela una nueva investigación sobre los efectos de la acidificación del océano, a pesar de que los organismos marinos pueden ser capaces de hacer frente a los efectos del cambio climático en el corto plazo, el coste biológico de hacerlo puede ser demasiado elevado para garantizar la supervivencia a largo plazo.

Un artículo publicado en Proceedings of the Royal Society B describe la forma en que evaluaron algas coralinas crustosas agrupadas en torno a respiraderos submarinos volcánicos en Ischia, Italia. Los respiraderos liberan dióxido de carbono en el agua, cambiando los niveles de acidez del agua cercana.

Un 70% de los consumidores optaría por las bolsas de papel