Más de 400 pacientes entraron en la vía de detección rápida del cáncer desde enero

arquitecto marcide
|

El primer semestre de año un total de 438 pacientes acudieron a las vías rápidas de detección de cáncer de colon, mama, próstata o pulmón. Cada vez son más las personas del Área Sanitaria que se benefician de estos circuitos asistenciales, que cuentan en la actualidad con una media de atención mensual de 73 consultas, frente a los 61 pacientes que se atendían cada mes en el año 2012.
A través de las vías rápidas se establecen una serie de criterios de inclusión para pacientes con sospecha de un posible cáncer. La finalidad es que el tiempo que transcurra entre el diagnóstico de sospecha y la primera actividad terapéutica no sea superior a 30 días y la clave está en la coordinación y el trabajo de equipos disciplinares de profesionales de la Gerencia implicados en estas patologías.
Gracias a este sistema se acorta la espera de los pacientes y el diagnóstico es más eficaz. Se trata, como se explica desde la Gerencia Integrada de Ferrol, “de identificar os recursos relacionados con esta patoloxía e establecer criterios organizativos e servizos de referencia, identificando estándares de atención, creando comisión de tumores, e desenvolvendo protocolos específicos”.
El objetivo actual es la mejora de la calidad de vida de los pacientes que sufran esta enfermedad e incrementar su supervivencia. Así, se mejora la accesibilidad, la coordinación asistencial, la comodidad y la información al paciente.
La Gerencia Integrada ferrolana está trabajando en el cáncer de pulmón, en el colorrectal, en el de mama y en el de próstata y existen comités al respecto que tienen establecidos caminos clínicos o protocolos concretos para tratar los casos desde la primera sospecha hasta, en el caso de ser necesario si se confirma esta sospecha, el tratamiento.
Así las cosas, las vías rápidas evitan la demora diagnóstica, y también el avance de los estadios en los que se encuentre el tumor, mediante la protocolización de pruebas asociadas y mejorando la calidad.

Más de 400 pacientes entraron en la vía de detección rápida del cáncer desde enero