Sánchez ve cada vez más cerca el pacto mientras el PP y Cs piden más concreción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunido por videoconferencia con el representante de Mas Madrid, En Comú Podem, del BNG y de Junts per Catalunya en el Palacio de la Moncloa | borja puig (efe)
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se encontró ayer con las primeras líneas rojas que los partidos ponen a la mesa para un pacto por la reconstrucción que quiere crear la semana que viene y que sigue pendiente de la participación del PP.

A la espera de lo que decida el PP, Sánchez comenzó a tener encuentros por videoconferencia con los representantes de los partidos que tienen escaño en el Congreso. En concreto, ayer se reunió con Unidas Podemos, JxCat, Más País, Compromís y BNG (estos cuatro integrados en el Grupo Plural), y también Cs y PNV.

Ninguno rechazó categóricamente formar parte de la Mesa para la Reconstrucción Social y Económica del país, pero todos expusieron sus condiciones, incluso Unidas Podemos, socio de Gobierno, cuyo portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, pidió que la reconstrucción económica del país se sustente en los artículos sociales de la Constitución.

El diputado de Más País, Íñigo Errejón, transmitió que ve bien que los acuerdos, pero le pidió que sirvan para avanzar en la transición ecológica de la economía.

Compromís, por medio de su único diputado en el Congreso, Joan Baldoví, expresó al presidente del Gobierno que su formación desea estar en la Mesa. Ahora bien, al igual que Errejón, le exigió una fiscalidad progresiva.

JxCat también quiere colaborar en la búsqueda de soluciones económicas, y por ello, su portavoz parlamentaria, Laura Borràs, dejó claro que harán propuestas constructivas siempre y cuando la Mesa no conduzca a un refuerzo del Estado de las Autonomías. Si eso ocurriera, la formación independentista se apartaría.

Tal y como Sánchez comunicó a varios interlocutores, además de la Mesa de partidos para la reconstrucción, tiene previsto configurar un foro paralelo con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, agrupados en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). JxCat espera que en este ámbito no se menoscabe la descentralización.

El PNV no descartó su implicación en la Mesa de partidos, pero solicitó que se dedique a la recuperación económica y a mantener el tejido laboral en la medida de los posible.

Las condiciones planteadas por la líder de Cs, Inés Arrimadas, fueron diferentes, ya que reclamó a Sánchez celeridad y menos improvisación, y exigió Podemos no influya en el plan de reconstrucción que necesita el país.

Asimismo, Arrimadas denunció que el presidente del Gobierno no precisó ninguna medida, crítica en la que coincidió el diputado del BNG, Néstor Regor.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, instó al Gobierno a ponerse de acuerdo a nivel interno para impulsar un “plan de choque” antes de pedir un pacto a la oposición. 

La ronda de Sánchez continúa hoy con ERC, EH Bildu, CC, NC, PRC, Teruel Existe, UPN y Foro. La CUP y Vox se excluyeron.

Sánchez ve cada vez más cerca el pacto mientras el PP y Cs piden más concreción