ORTIGUEIRA-Homenaje a los matrimonios más longevos de la villa en sus Bodas de Oro

Copia de Diario de Ferrol-2013-10-13-016-adb5d24f
|

Más de un centenar de personas participaron ayer en el homenaje que el Concello de Ortigueira rinde cada año a los matrimonios más longevos de la localidad con motivo de sus Bodas de Oro. Durante el encuentro, el alcalde de la localidad, Rafael Girón, reafirmó su compromiso de seguir trabajando por favorecer el envejecimiento activo de los mayores y animó al colectivo a participar en los talleres que arrancarán esta misma semana.
Un total de 46 parejas participaron en el acto que arrancó con la misa especial celebrada al mediodía en la iglesia de Santa Marta. Los actos se trasladaron posteriormente a la carpa ubicada en la Alameda, donde tuvo lugar la tradicional comida y el posterior baile.
El alcalde hizo entrega de la habitual placa conmemorativa a las tres parejas casadas en 1963 –las otras 43 que asistieron ya la recibieron en ediciones precedentes–. Durante su intervención Girón destacó el empeño de su gobierno por mejorar la calidad de vida de los mayores. El reto, según dijo, no es otro que el de favorecer su participación y lograr que gestionen de manera adecuada su tiempo libre, propiciando así un envejecimiento más saludable y retrasando las situaciones de dependencia.
En este sentido, destacó el trabajo realizado por las concejalías de Bienestar Social y Participación, así como el esfuerzo inversor del Concello para mantener de forma gratuita la oferta de actividades sociocomunitarias en aquellos locales sociales en los que se registra una demanda mínima.
Este programa arrancará la próxima semana y a las ya clásicas sesiones de estimulación cognitiva e iniciación a la informática, internet y gimnasia de mantenimiento, se sumarán este año nuevas propuestas como pilates o talleres de aproximación a las nuevas tecnologías. También se mantendrá el programa de ejercicio físico para enfermos crónicos Bule con Alcer.

ORTIGUEIRA-Homenaje a los matrimonios más longevos de la villa en sus Bodas de Oro