Unas grandes orugas en las hojas de las daturas llaman la atención en Sedes

Las orugas miden diez centímetros de longitud y tres de ancho v.schafer
|

La invasión de la avispa velutina, un insecto de origen asiático que hasta hace años era un auténtico desconocido en la zona y la presencia, cada vez más frecuente, de nuevos animales depredadores de cosechas hace que los cultivadores estén cada vez más alerta con sus plantaciones.
En la zona de Placente, Sedes, un nuevo vecino parece haberse instalado en las hojas de la planta conocida como datura, con flores grandes de forma campanoide y frecuentemente de colores rosa o amarillo.
El animal parece una oruga de grandes dimensiones –diez centímetros de largo y un espesor de tres o cuatro centímetros– pero ningún vecino de la zona ha visto nada similar hasta ahora.
Dos primas, Manuela Enriqueta González y Dolores Fortúnez, son las “descubridoras” de estos animalitos, nada agraciados físicamente, y que han llamado la atención al aparecer en sus plantas de jardín.
Como explica Manolita, “estas plantas nunca tiveran bichos e agora apareceron hasta tres grandes gusanos nas follas, deborándoas”.
Los bichos, como señalan estas vecinas naronesas, hacen un ruido al comer que se puede percibir perfectamente y su excremento es similar al de un conejo y del tamaño de pienso de perro, indican.
Nunca habían visto nada similar, ni ellas, ni personas de hasta ochenta años a las que se les han mostrado. Por eso, se preguntan si se tratará de una nueva especie que visita la zona y si pueden producir algún daño, ya que desconocen si son o no venenosos y no cuentan con información.

Unas grandes orugas en las hojas de las daturas llaman la atención en Sedes