Un total de 78 viviendas de dos calles de Recimil mejorarán su aspecto estético y energético

El alcalde, Jorge Suárez, y la edil de Urbanismo, María Fernández, anunciaron ayer la apertura del plazo de solicitud de ayudas | j.m.
|

La continuidad y el nuevo empuje económico que suponen para los barrios de A Magdalena-Ferrol Vello, A Graña y Esteiro la nueva convocatoria de ayudas de rehabilitación con fondos de Fomento, Xunta y Concello cobra especial interés en el barrio de Recimil, que se estrena como ARI, con la característica especial de que, en este caso, las mejoras no partirán de la iniciativa particular, al tratarse de un barrio de propiedad municipal.
El alcalde, Jorge Suárez, valoró la inversión que está previsto ejecutar en las viviendas de este barrio y recordó que la inversión será financiada en un 45% por Xunta y Fomento y en 55% por el Concello, con fondos propios.
La inversión prevista para este próximo 2018 ascenderá a más de 500.000 euros en las viviendas de la calle 10 de Marzal y a más de 800.000 euros en la calle Narón del mismo barrio.
Las actuaciones se ejecutarán en dos bloques de pisos y afectarán al aspecto estético y energético del barrio, por lo que supone, indicó el regidor local, “un primeiro paso para a rehabilitación integral do barrio”.
Las actuaciones que se ejecutarán en Recimil no forman parte de la convocatoria anunciada ayer a través del Diario Oficial de Galicia y para las que se abre el plazo de presentación de solicitudes en unos días, ya que los proyectos son del Concello y no se ven sometidas, por tanto, a esa selección.
Se trata, como informó la responsable de las políticas urbanísticas del Concello, María Fernández Lemos, de obras en el envolvente de los edificios, por lo que cuando se acometan no será preciso tomar ninguna medida con los residentes en las viviendas municipales, ya que el interior de las mismas no se verá afectado.
La ejecución de las obras todavía no tiene marcada una fecha de comienzo, si bien, con los convenios aprobados se licitarán las obras y se pondrán en marcha para estar ejecutadas antes del 30 de noviembre, actuando en las dos calles de forma simultánea.
Recimil afronta ahora su rehabilitación tras haber pasado por momentos previos a su catalogación, en los que se hablaba incluso de derribo.

Un total de 78 viviendas de dos calles de Recimil mejorarán su aspecto estético y energético