“Vender un diseño tan complejo como la F-100 nos sitúa en un referente inequívoco”

Diario de Ferrol-2014-04-18-007-70c947e5
|

Francisco Barón es el máximo responsable de Navantia en Australia. Bajo su responsabilidad está la coordinación de las actividades de la compañía pública y la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio.

¿Cuántos trabajadores están desplazados en estos momentos en cada astillero (en Adelaide y en Melbourne)?
En Williamstown (Melbourne, donde está centrado el programa ALHD, tenemos un equipo fijo de cinco personas, que coordinan todas las actividades en las que participa Navantia, dando soporte a la BAE en los diferentes trabajos del programa. Adicionalmente a estas personas, tenemos una media de otras ocho, un número variable, que dan asistencia técnica específica en temas de automoción, electricidad, mecánicos... En Adelaida, donde está localizado el programa AWD, hay quince personas fijas que colaboran. La compañía también tiene una oficina corporativa para coordinación general, actuar a alto nivel como punto de contacto con el cliente y búsqueda y desarrollo de nuevas oportunidades. En esta oficina hay seis personas, de las cuales tres nos hemos desplazado desde España, el resto están contratadas aquí.

Cómo se organizan estos desplazamientos?
En líneas generales,  las personas fijas estarían un período de cuatro años, aunque esto es variable.   Estas están viniendo en general con sus familias, y yo creo que todos están disfrutando de la experiencia familiar que ofrece Australia, país muy agradable para vivir. En cuanto a la integración, en el aspecto profesional, podemos decir que estamos colaborando bien con las organizaciones de nuestros clientes y estos están satisfechos con nuestra gente.

¿Hasta cuándo está previsto que permanezcan en el país?
Navantia está trabajando para dar continuidad a los programas con la actividad de mantenimiento asociada, donde la empresa tiene mucho que ofrecer y un papel importante que jugar. Aparte de ser los diseñadores, construimos y mantenemos para la Armada el mismo tipo de buques, con independencia de haber construido un 85% de los ALHDs. Además de los programas anteriormente mencionados,  hay que incluir el de las doce lanchas LCM, que se construyen todas en San Fernando (Cádiz).  Tenemos buenas expectativas de llegar a acuerdos a corto plazo para el ALHD/LCMs y  a más largo para el AWD. La presencia estimada  de Navantia es de largo plazo, puesto que queremos dar apoyo y servicio durante unos 30 años, que es el ciclo de vida de los buques.
 
¿Cuáles son las principales ofertas que están defendiendo en esa zona?
Navantia está ofertando en Nueva Zelanda un Buque de Apoyo Logístico tipo AOR, que actualmente está en una fase inicial.  En Australia está trabajando en los programas de nueva construcción que la RAN tiene en previstos: AOR, futura fragata, patrulleros y, a más largo plazo, en el programa de submarinos. Adicionalmente, está trabajando en los contratos asociados al mantenimiento.

El programa de los AWD arrastra un retraso de dos años. ¿Cuáles son los plazos que se manejan en este momento?
La planificación, revisada en 2012 respecto a la original, tiene previstas las fechas de entrega en marzo 2016, septiembre 2017 y marzo 2019 para los tres buques, respectivamente.

¿Hay opciones de que se desvíe a Navantia algún otro paquete de obra en este programa?
Los trabajos subcontratados los tienen definidos y no parece que vayan a replantear la distribución. Por otra parte, en el caso de un escenario de redistribución del trabajo,  su primera aproximación es asignarlo a la industria local. Dicho esto, los gestores del programa conocen la disponibilidad, calidad y fiabilidad de Navantia y en este sentido, es una opción disponible.

¿Cómo está resultando la experiencia de Navantia en este programa como socio tecnológico?
Muy positiva desde diferentes perspectivas. Vender un diseño tan complejo como la fragata F-100 a un país como Australia nos sitúa en un referente inequívoco en el mercado. Aprender a trabajar con una organización de diferente cultura, adaptar la documentación a sus necesidades, trabajar con sus procesos, etc., sin duda nos prepara para afrontar otros proyectos de características similares, que nos vamos a encontrar en el mercado. Asimismo, damos un gran paso en el proceso de internacionalización de Navantia. Tenemos cada vez gente más preparada.

Navantia aspira a participar en nuevos programas de construcción naval para Australia...
Navantia es una de las candidatos para el buque logístico, conjuntamente  con  Alemania (TKMS) y Corea (Daewoo), aunque hay otros candidatos que no se deben descartar. Todavía no está definido el esquema contractual que quieren en cuanto a construcción local se refiere, por tanto es pronto para valorar todas las posibilidades. Lo que sí podemos decir es que Navantia, con el diseño de referencia del Cantabria, es una opción muy atractiva. También está muy bien considerada en Australia como suministrador fiable. n

“Vender un diseño tan complejo como la F-100 nos sitúa en un referente inequívoco”