Los grupos se preparan para un pleno con perspectiva de una nueva prórroga

Hemiciclo vacío del Congreso de los Diputados en el que celebrará el pleno que volverá a decidir la posible aplicación de la prórroga del estado de alarma | ricardo rubio (ep)
|

Los grupos parlamentarios están ya preparando el próximo pleno sobre la hipótesis de que habrá que debatir la autorización de una nueva prórroga del estado de alarma. La nueva celebración se vivirá en un ambiente político más crispado, según señalaron fuentes de distintas formaciones. 

El Gobierno aún no concretó la petición, pero Pedro Sánchez tiene previsto hablar hoy con todos los líderes de la oposición para informarles de si solicita la ampliación del estado de alarma. 

Tampoco se concretó por el momento la fecha de la prórroga, pero según fuentes consultadas por este diario se plantea que finalmente sea el 3 de mayo como el último día del confinamiento. Esta nueva decisión pretende salvar así el puente de primeros de mayo por el Día Del Trabajador con el fin de evitar que se produzcan aglomeraciones y desplazamientos. Por tanto, si efectivamente el Ejecutivo cumple el trámite de la petición al Congreso, habrá pleno un día de la semana próxima. Así lo confirmó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa en la que explicó que durante la tarde de ayer Sánchez tiene previsto hacer estas llamadas a los dirigentes de los partidos después de la reunión que mantendrá primero con el comité científico y después con el comité técnico de gestión de la crisis de la pandemia del virus. También están pendientes de convalidación o derogación los últimos decretos del Gobierno, pero la urgencia para completar este paso es menor. 

Varios grupos parlamentarios reconocieron ayer que la coyuntura política se ha enrarecido durante la última semana por la ausencia de comunicación por parte del Gobierno central. 

Por ello, el presidente, Pedro Sánchez, hablará este fin de semana con los líderes políticos y los portavoces de los grupos parlamentarios para explicarles las medidas recientes aprobadas, principalmente aquellas relacionadas con el terreno económico. 

Los efectos de la pandemia de coronavirus en España están siendo muy severos, como este jueves demostraron las cifras de aumento del paro y de caída de afiliaciones a la Seguridad Social. 

El PP, según destacó su líder, Pablo Casado, advirtió a Sánchez de que no apoyará el decreto ley que deja casi detenida la economía si no acomete una serie de cambios. Hasta la fecha los populares apoyaron todos los decretos anteriores, incluido el la primera prórroga del estado de alarma. 

En Vox el tono se endureció y su presidente, Santiago Abascal, directamente reclamó la renuncia de Sánchez. 

Ciudadanos señaló que se comportará como “partido de Estado”, aunque, según recalcó su líder, Inés Arrimadas, algunos puntos del último decreto son cuestionables por la “inseguridad jurídica” que generan. 

Ya en el pleno del 25 de marzo, las críticas de la oposición fueron numerosas, y parece que este tomará el mismo camino.

Los grupos se preparan para un pleno con perspectiva de una nueva prórroga