La renta de los coruñeses se redujo en un 2% desde que estalló la crisis económica

09 enero 2019 Arteixo.- El comercio de Arteixo se muestra satisfecho tras la campaña navideña Las rebajas también han comenzado en el municipio
|

Cuando la burbuja inmobiliaria explotó y la crisis económica empezó a asolar a los españoles, la ciudad de A Coruña marcaba su máximo de renta bruta por habitante. Era el año 2008 y la media coruñesa estaba en los 18.010 euros por persona. Ocho años después –los últimos datos del Instituto Galego de Estatística )IGE), conocidos esta semana, revelan solo hasta 2016– los que viven en A Coruña todavía no han conseguido volver a ese punto. De hecho, su renta bruta por habitante se sitúa un 2,04% por debajo, en los 17.643 euros.

Las cifras del IGE muestran que, a estas alturas de 2016, todavía son pocos los ayuntamientos del área que han recuperado las ganancias que tenían en el momento de iniciarse la fase más dura de la crisis. Se trata de seis municipios, encabezados por Oleiros –donde ya tienen una renta un 13,53% superior a entonces, situándose en 21.886 euros– y seguidos por Bergondo –que suma un 10,7% más y 17.808 euros–, Coirós –con un 4,58% más y una renta de 13.181 euros–, Arteixo –que con 13.455 euros aumentó la ganancia en un 3,17%–, Abegondo –donde los 13.726 suponen un aumento del 1,61%– y Carral –donde 13.940 euros dan un modesto incremento del 0,11%–. 

Hasta ese año 2008, los coruñeses veían como se iba incrementando periodo tras periodo el dinero que contaban como renta, desde los 11.977 euros que marcan el comienzo de la estadística en el 2000 hasta los 18.010 que se sitúan, por ahora, como máximo. Era un aumento que casi llegaba a los mil euros anuales y que, sin embargo, tras la caída de 2009 y 2010 (17.940 y 17.703) y la ligera recuperación de 2011 (18.020), la ciudad vio como la renta volvía a caer en 2012 (17.481) para luego encadenar incrementos hasta 2014 (17.674, 17.956). A continuación, 2015 (17.607) volvió a suponer un nuevo bache en la irregular recuperación económica de los bolsillos de A Coruña, hasta instalarse en 2016 en los definitivos, actualmente, 17.643 euros.

La renta de los coruñeses se redujo en un 2% desde que estalló la crisis económica