Vuelve a cerrarse al tráfico la A-8 en el alto da Xesta por la niebla

|

E Centro de Control de Tráfico del Noroeste informó ayer de que se volvió a cortar la autovía A-8 en el tramo del alto da Xesta-Lourenzá a causa de la niebla.

Precisamente ayer estuvo cortada por la mañana por el mismo motivo. El cierre se decidió sobre la una y media de la madrugada y no se procedió a abrirla hasta las 11.30 de la mañana.

Desde que el pasado 26 se registrase el accidente múltiple por la niebla, este tramo ha sido cerrado en varias ocasiones por cuestiones de seguridad.

La intensas lluvias que se registraron por la zona, unido a la niebla, convierten la A-8 a su paso por el alto da Xesta en un tramo peligroso que sufre frecuentes cortes de tráfico.

Por otro lado, una mujer resultó herida grave ayer al salirse de la vía su vehículo e cuando circulaba por Mondoñedo.

El siniestro se registró en la N-634 alrededor de las 18.00 horas cuando el vehículo en el que circulaba se salió de la vía y se despeñó por un terraplén.

Además, una persona resultó herida ayer en un accidente de tráfico en el ayuntamiento lugués de Cospeito. Según la Guardia Civil, el siniestro tuvo lugar en la LU-111 y el herido fue evacuado a un centro médico.

Por otro lado, investigadores de la Universitat Politécnica de Valencia (UPV) y de la Universidad Autónoma Metropolitana-Azcapotzalco de México DF han desarrollado un sistema que permite conocer la visibilidad en las carreteras en tiempo real, con fiabilidad y a bajo coste.

El ‘visibilímetro’, que es como se denomina este aparato que evalúa el grado de visibilidad y traslada los datos a código digital, alcanza los 600 metros de medición, y está pensado para colocarse en la señalización de autopistas y autovías con el fin de prevenir accidentes causados por la presencia de niebla.

El investigador del Instituto Ítaca Antonio Mocholí explicó que la ubicación de estos dispositivos en los postes SOS aumentaría los puntos de medición actuales, “lo que redundaría en una mejor información para el conductor y, por tanto, en una mayor seguridad en las carreteras”.

Asimismo, destacó que se trata de un dispositivo “muy económico y fácil de instalar”, ya que cada unidad cuesta 50 euros.

El ‘visibilímetro’ cuenta con un sensor formado por dos piezas principales, un emisor de luz y un foto-detector digital, que miden la dispersión de la luz en un banco de niebla, una información que procesa para obtener una estimación en metros. n

Vuelve a cerrarse al tráfico la A-8 en el alto da Xesta por la niebla