CEDEIRA - “A Trabe es una gran frustación para el pueblo”

cedeira toma posesión alcalde luis rubido
|

El nuevo alcalde de Cedeira, Luis Rubido, juró ayer su cargo como presidente de la corporación en una ceremonia breve en la que se limitó a ratificar la suscripción al discurso pronunciado por su hermano y predecesor, Leopoldo Rubido, en su toma de posesión. Los portavoces de PSOE y BNG criticaron que no se les dejase tomar la palabra en el acto.
Luis Rubido accede así a la Alcaldía  después de dos años y medio como edil, responsabilidad que ya había desempeñado en el mandato de 2004. Actualmente es vicepresidente del Consello Executivo de la Agencia de Protección de la Legalidad de Galicia, cargo que “sopesa” dejar para involucrarse más en el Concello.

¿Cómo afronta los próximos 17 meses?
Es poco tiempo, pero de eso somos conscientes desde el principio. Nuestra prioridad ahora será optimizarlo al máximo y plasmarlo en nuevos proyectos.

¿Cómo se reestructurarán las áreas de gobierno?
La comisión de gobierno pasará de tener cinco miembros a cuatro. A la nueva concejala, María del Pilar Pérez se le darán otras atribuciones fuera de dicha comisión y yo seguiré responsabilizándome de las mismas delegaciones que hasta ahora –Desarrollo Local, Hacienda, Urbanismo, Cultura y Turismo–.

¿Qué proyectos serán prioritarios en su mandato?
Nos volcaremos en dotar el municipio de más servicios como el centro de día, ampliar la guardería y establecer un espacio para la juventud. También invertiremos en el saneamiento de las zonas rurales donde buscaremos el modelo más barato y viable para los próximos años. Impulsar el sector turístico en Cedeira también será una prioridad, trabajamos en actuaciones de poco calado inversor que podrán dar muy buenos resultados.
En una comarca tan deprimida por el paro, ¿contemplan alguna medida para paliarlo?
Es más fácil dar esperanza pero seamos realistas, poco margen tenemos a este respecto los ayuntamientos. Podemos fomentar políticas que favorezcan la inversión pero no generar empleo. Las administraciones locales estamos muy restringidas en esto.

¿A Trabe puede ser un canalizador de esas políticas?
El tema del polígono de A Trabe es una gran frustración para Cedeira. Su viabilidad es un tema más de la gestión de Xestur y de la oferta de subvenciones de las administraciones que van a ser muy rigurosas en cuanto a su concesión.  De nada sirve facilitar subvenciones si no se cuenta con el capital porque eso luego fracasa. El Concello puede crear efecto llamada a la inversión pero yo creo más en aquellas iniciativas que se puedan nutrir de materia prima de la villa, como es el caso de la madera en el proyecto de la biomasa o de los frutos del mar. Considero que son ideas más coherentes con otro de los handicaps de A Trabe que es su mala comunicación viaria.

En este sentido, impulsar un nuevo trazado de la AC-566 puede resultar clave...
Este es un proyecto que llevamos años reivindicando pero para el que debemos de cambiar nuestra estrategia para dejar de recibir un no como respuesta. Debemos de ser más modestos en nuestras peticiones y afrontar el proyecto en varios ejercicios y por tramos. Lo primero deberá de ser las curvas de Landeira que a priori podrían corregirse y crear un trazado más recto y la otra prioridad es el tramo de la cantera que se podría subsanar con un carril lento. Esto permitiría reducir los tiempos.

Otro de los proyectos de envergardura es la construcción del nuevo centro de salud para el que en 2012 el Gobierno central consignó 2,5 millones a sufragar al 50% entre Ministerio de Agricultura y Xunta. ¿En qué punto se encuentra?
Estamos en conversaciones para hacernos con el suelo. Queremos agotar las posibilidades de mantenerlo en su actual ubicación. Una parte ya es propiedad del Concello y la otra parcela es de la Cofradía de Pescadores con la que también hemos iniciado conversaciones. No vamos a perder esa partida, la idea es poder resolverlo en 2015 aunque la fecha límite está en 2016. n

CEDEIRA - “A Trabe es una gran frustación para el pueblo”