VALDOVIÑO - Vigo asegura que no recepcionó las obras de la depuradora ya que no se ajustaban al proyecto

VAldoviño Porto do Cabo depuradora
|

El portavoz del PP de Valdoviño y exalcalde del municipio, José Antonio Vigo, salió ayer al paso de las declaraciones del gobierno que apuntaban a su “irresponsabilidad” como la causa de la situación económica en la que se ve inmerso el Concello tras una sentencia del TSXG que obliga al pago de las obras de la depuradora de Porto do Cabo (Vilarrube) que nunca llegaron a entrar en funcionamiento a pesar de estar concluidas desde 2011. José Antonio Vigo señaló que se negó a recepcionar las obras y a abonar la correspondiente certificación final porque estas no se ajustaban al proyecto. “No quiero eludir mi responsabilidad pero ¿cómo recibir una obra cuando no cumple lo proyectado?”, se pregunta.
Así indicó que 15 días después de tomar posesión como alcalde en junio de 2011, tenía que haber firmado la certificación de 70.040 euros por la instalación de la depuradora cuando comprobó que esta no se ajustaba al proyecto. “Estaba instalada sobre el nivel del suelo cuando en el proyecto figuraba enterrada, lo que implicaba hacer una ampliación al ser necesario un bombeo y dotarla de suministro eléctrico permanente (...) además no había sido aprobado el modificado oficialmente por el Concello”, señaló.
El por entonces alcalde indicó que finalmente se valoró el importe de la ampliación en 58.058 euros y que se solicitó una prórroga hasta finales de diciembre de 2011 para que la empresa la adaptara al proyecto. “Terminado el plazo y con la obra sin realizar se decidió no recepcionarla y no abonar la correspondiente certificación final”, explica. En este sentido invitó al alcalde Alberto González a informar de las consecuencias que pueden derivarse de certificar obras que no se ajustan al proyecto como ocurrió con la sentencia recaída sobre el Concello “en relación a las edificaciones del mandato 2003-2007 –PSOE y Centristas–.
Vigo puntualizó también que no comprende el malestar de los vecinos que pagaron las tasas y los enganches a la red de abastecimiento de la depuradora. “Algunos no se ajustaban a las ordenanzas municipales llevaban años sin contribuir económicamente por ello y era preciso ordenar el servicio”, indicó.

gastos sociales
Con respecto a la partida de 115.000 euros para gastos sociales del Plan E que el Concello tiene ahora que devolver por no haberse justificado, Vigo indica que es anterior a su mandato y que “nada tiene que ver con nuestro gobierno”.

VALDOVIÑO - Vigo asegura que no recepcionó las obras de la depuradora ya que no se ajustaban al proyecto