Federico Trillo reconoce que no fue verdadera la información de armas de destrucción en Irak

|

Federico Trillo, ministro de Defensa durante la época de José María Aznar, negó “rotundamente” que su Ejecutivo manipulara u ocultara datos sobre la posible existencia de armas de destrucción en Irak, si bien aseguró que la información que recibió el Gobierno español al respecto “no fue completa ni verdadera”.

“Lo que se nos contó es lo que contamos”, afirmó ayer, incidiendo en que finalmente no se encontraron las armas a pesar de que “se les dijo que estaban” ahí. Además, puntualizó que “Aznar sí ha reconocido que tuvimos o nos indujeron a un error”.

El exministro de Defensa reaccionó así después de ser preguntado por las conclusiones del Informe Chilcot que analiza la participación del Reino Unido en la guerra de Irak y cuestiona la actuación del entonces primer ministro, Tony Blair, y del expresidente del Gobierno español José María Aznar.

PARTICIPACIÓN

La información sobre la existencia de armas de destrucción en Irak fue la base para que varios países participaran en una intervención militar en dicho país. Pero el actual embajador de España en Londres negó que España participase en dicha guerra.

“España no estuvo en la guerra, no envió combatientes a Irak. Deliberadamente y parlamentariamente decidió lo contrario”, destacó Trillo para después explicar que España llegó al conflicto cuando ya había caído Bagdad. Asimismo, incidió en que España envió “un paquete de ayuda humanitaria”. “No se disparó un tiro en contra de nadie”, apuntó.

BLAIR NO SE ARREPIENTE

Otro de los implicados en la invasión de Irak, el ex primer ministro británico Tony Blair defendió ayer la intervención contra el régimen de Sadam Husein, afirmando que, de no haberlo derrocado, “estaríamos en una posición peor”, que comparó con la actual de Siria. 

Aunque asumió que “podría estar completamente equivocado”, afirmó que Sadam Husein “habría vuelto a sus programas” de armas de destrucción masiva si no le hubieran frenado.

Federico Trillo reconoce que no fue verdadera la información de armas de destrucción en Irak