Las dudas se llevan a Natxo

La quinta derrota de la temporada puso fin a la etapa de Natxo en el banquillo del Depor | javier alborés
|

El bache de resultados y, sobre todo, de juego, las malas sensaciones que ha transmitido el equipo en los últimos meses y su incapacidad manifiesta para ganar en casa se han llevado por delante a Natxo González. El 0-2 ante el Rayo Majadahonda fue la puntilla. El equipo naufragó por séptimo partido consecutivo y no solo se alejó del segundo puesto (ascenso directo), sino también ha complicado su presencia en la promoción de ascenso. En el césped, además, se vio un equipo desnortado, sin ideas.


El club comunicó la destitución ayer por la tarde, horas después de que Natxo dirigiera su última sesión como preparador deportivista, la de recuperación de la derrota con el Majadahonda.


El Deportivo le agradeció “muy sinceramente su profesionalidad, trabajo, dedicación y actitud ejemplar en esta etapa al frente del equipo”.
En el comunicado, también precisó que la decisión ha sido adoptada por el Consejo de Administración y la dirección deportiva del club y le deseó la “mayor de las suertes en su futuro profesional y personal”.


Su máximo respaldo era Carmelo del Pozo, el director deportivo que le confió el banquillo en su proyecto para subir a Primera División. El responsable de la parcela deportiva trasladó su idea sobre Natxo al Consejo de Administración y este la aceptó. Había que redirigir el rumbo con un cambio en el banquillo.
El técnico vitoriano ha dejado al equipo en posiciones de promoción de ascenso, pero llevaba siete partidos sin ganar y en casa solo se había impuesto en un encuentro en todo 2019, en enero ante el Albacete (2-0).


Natxo ha estado al frente del Deportivo en 32 encuentros de LaLiga 1/2/3 (sin contar el suspendido con el Reus) con un balance de 12 victorias, 15 empates y cinco derrotas.

Tras el partido ante el Rayo Majadahonda no quiso hablar de su futuro y se remitió a lo que ya había dicho hace un par de semanas: “Estaré trabajando al máximo aquí hasta que pueda”.


Su etapa en el banquillo del Deportivo tuvo buenos momentos en el inicio de la temporada, pero decayó desde el 3-0 ante el Cádiz antes del parón de Navidad.
A lo largo del curso solo ha estado en tres jornadas en posiciones de ascenso directo, pero, eso sí, ha mantenido al equipo en puestos de promoción de ascenso desde el sexto encuentro del campeonato.


En la Copa del Rey, el equipo fue eliminado en la primera eliminatoria que disputó por el Zaragoza, club al que dirigió la temporada pasada.


Precisamente, su salida desde el conjunto zaragozano al deportivista fue polémica, ya que negoció con el equipo coruñés con los maños luchando por el ascenso a Primera División.


Su fichaje se oficializó una vez que el Zaragoza fue eliminado de la promoción ante el Numancia y todavía con contrato en vigor con el equipo aragonés.
Al Deportivo llegó con el objetivo de devolverle a la élite, pero no ha podido culminar la temporada de contrato que firmó con ese propósito.


Así, el conjunto herculino tendrá nuevo entrenador el próximo fin de semana ante el Atlético Osasuna, líder de LaLiga 1/2/3. l
 

Las dudas se llevan a Natxo