El PP exige un trato para el puerto de Ferrol similar al de Valencia

El grupo Popular solicita que se condone la deuda de la modernización de las instalaciones portuarias de Ferrol | D.A.
|

El grupo parlamentario del Partido Popular gallego ha anunciado el registro de una iniciativa para instar a la Xunta a que exija al ejecutivo de Pedro Sánchez un trato para el puerto de Ferrol idéntico al recibido por su homólogo valenciano. Por medio de una nota de prensa, la formación condena el trato de favor hacia la entidad levantina, afirmando que supone una ofensa para con todos los gallegos.
El origen de esta petición parte del anuncio por parte del presidente del Gobierno de condonar la deuda de 350 millones de euros adquirida por el Consorcio Valencia 2007, generada por la celebración de la Copa América, el gran premio de Formula 1 y muchas otras competiciones náuticas. De este modo, el grupo popular exige que se “libere a la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao de las cargas económicas generadas para acometer las inversiones en infraestructuras logísticas o portuarias de Caneliñas”.
De acuerdo con los populares, las obras de adecuación de todos los puertos de Galicia responden a necesidades para garantizar la competitividad de los mismos en materia de industria y economía, por lo que un trato de favor hacia la Comunidad Valenciana sería una afrenta hacia el conjunto de la ciudadanía gallega.

Un Consejo extraordinario
El grupo parlamentario del Partido Popular ha reclamado también que se solicite, a través de sus representantes en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao, la celebración de una reunión extraordinaria para que se dirija formalmente a Puertos del Estado para elevar su petición.
De este modo, la formación popular pretende que se establezca una vía oficial para la liberación de deudas y compensación de inversiones de la forma más adecuada jurídica y administrativamente.
El Partido Popular no ha sido el único en condenar la iniciativa de Pedro Sánchez. Desde En Marea también se ha criticado un movimiento que muchos han calificado como una maniobra política para que la Comunidad Valenciana apoye el techo de gasto del ejecutivo nacional.

Reticencia en Bruselas
Desde el Consejo Europeo también se ha cuestionado la decisión del Gobierno. Las actividades del Consorcio Valencia 2007 están siendo investigadas por la entidad supranacional, dado que las mismas fueron subvencionadas mediante un préstamo ICO. No obstante, no es la primera vez que el Estado se encarga de una deuda de este tipo, pues ya lo hizo para los Juegos Olímpicos de Barcelona o las exposiciones universales de Sevilla y Zaragoza. l

El PP exige un trato para el puerto de Ferrol similar al de Valencia