Sánchez Presedo llevará a Bruselas la reclamación de la central pontesa

|

El alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, mantuvo ayer una reunión con el eurodiputado socialista Antolín Sánchez Presedo para explicarle que la nueva directiva europea sobre emisiones industriales pone en peligro el futuro de la central térmica de Endesa en la localidad. Según la normativa, la compañía deberá invertir a partir de 2016 unos 300 millones de euros en adaptar las instalaciones y la decisión sobre si va a realizar o no dicha actuación ha de comunicarla antes del próximo 31 de diciembre.
Tal como explicó González Formoso en la reunión, en la que participó también la concejala de Industria Montserrat García, “non discutimos a necesidade de adoptar todos os mecanismos destinados a diminuír os efectos contaminantes pero si pedimos que no contexto actual de reaxuste e problemática do sector enerxético as empresas teñan máis tempo para decidir”. El eurodiputado Antolín Sánchez Presedo se comprometió a llevar A Bruselas la reivindicación de que se flexibilice el plazo para que las compañías comuniquen su intención y de gestionar una entrevista con responsables comunitarios para abordar el tema.
En el encuentro se puso de manifiesto que la central térmica de Endesa ya realizó entre 2007 y 2008 una inversión de cerca de 300 millones de euros, que supuso una significativa reducción de las emisiones contaminantes, así como que existe un precedente en Reino Unido, donde se concedió un aplazamiento a la adaptación de instalaciones.

visita
Tras la reunión que los responsables municipales mantuvieron con el eurodiputado en el Concello, todos se desplazaron a la central térmica para realizar una visita a sus instalaciones y conocer de primera mano su situación. En junio pasado, como se recordará, González Formoso   reunió en la central pontesa a los alcaldes de todas las localidades que en España se encuentran en la misma tesitura, con el objetivo de articular un frente común para demandar la flexibilización de los plazos establecidos en la directiva.

Sánchez Presedo llevará a Bruselas la reclamación de la central pontesa