La peatonalización del centro tira del sector de la hostelería en Ferrol

terrazas de calle Real terrazas del Cantón, vista de la fachada que da al Cantón Cafeto en la calle GalianoFoto de la fachada de donde se va a abrir La Premiere café
|

La peatonalización de la zona del Cantón, impidiendo la entrada de vehículos desde Irmandiños; la de la calle Real –desde Amboage a Armas– las 24 horas del día, frente a la posibilidad de aparcar en horario nocturno y parte de la mañana, o el cierre al tráfico de la Pardo Bajo han sido tres medidas que se tomaron en los últimos años y que no estuvieron exentas de críticas desde diferentes sectores de la población, incluido, en algunos casos, el de la hostelería.

Echando ahora la vista atrás y viendo terrazas de locales llenas incluso en pleno invierno, nuevos locales abiertos en esas zonas y abarrotes en bares y en cafeterías en las épocas de mayor afluencia de gente en la ciudad, es evidente que hostelería y peatonalización son buenos compañeros de viaje.

Así, cuando en el Cantón se anunció, tras la realización de obras en la zona en el año 2015, que no se recuperaría la circulación en el entorno de la alameda, impidiendo la entrada rodada desde Irmandiños, los establecimientos de la zona se mostraron contrariados, advirtiendo que “no atraería gente a los locales”. Ahora, la fachada que da al Cantón cuenta con numerosas terrazas y establecimientos que, con algunos cierres, continúan a pleno rendimiento y hasta se ha abierto alguno nuevo en las recientes Navidades.

En el mismo caso se encuentra la calle Real. Si hasta 2015 se podía estacionar de noche en la calle más céntrica de la ciudad –entre Amboage y Armas– desde las once de la noche a las once de la mañana, la peatonalización generó una nueva calle Real. 

Entre las dos plazas no existía –desde el cierre del mítico “Galatea– ninguna cafetería ni bar a excepción del Casino ferrolano. Desde el cierre total de la calle, dos nuevos establecimientos, “Lusitania” y “Borsalino”, vinieron a sumarse al Casino y este vio reforzada también su presencia con la apertura de la terraza en pleno centro de la ciudad. Ahora, es raro ver alguna de esas zonas exteriores de las tres cafeterías sin clientela, en una calle en la que también se sitúa el “Bla Bla” y, ya en la zona entre Armas y España, establecimientos añejos como el “Derby” y otros más recientes como el “Las siete mesas”, todos ellos con terraza.

También tramos peatonales como los de Magdalena, Dolores o Galiano han sabido sacar partido a las terrazas y el ejemplo de Pardo Bajo es una muestra de que si hay hostelería tendrá que haber peatonalización.

El cierre del aparcamiento subterráneo de la plaza de Armas fue otro punto de inflexión en la concepción urbanística de la ciudad, aunque el “acabose” no parece haber llegado y los otros dos párkings del centro –España y Cantón– continúan sin colgar el cartel de completo, pese a la desaparición del de Armas, que tan imprescindible parecía.

Sí es cierto que la manzana de la calle Real entre Tierra y Rubalcava está casi desierta y solo dos o tres locales permanecen abiertos, pero las obras y la limitación de espacios en estos últimos meses ha tenido mucho ver.

El futuro, sin embargo, se ve mucho más prometedor a partir de la primavera, cuando la plaza de Armas esté totalmente renovada y abierta al público.

La Première
Así lo ha visto ya Juan Pedreira, propietario de “La Première”, que con comercios del sector de moda en Ferrol –en calle Real y Galiano– y en Narón –centro comercial Odeón– ha decidido ampliar sus horizontes con un establecimiento de hostelería en plena fachada principal de la plaza –donde se encontraba la línea U de Adolfo Domínguez–, en el tramo de la calle Real, ahora limitado por las obras pero que en un mes será peatonal y, ademas, con terraza de la cafetería “La Première”.

Pedreira ha sido un visionario y no duda en apostar por el centro de Ferrol, en señalar lo bonita que va a quedar la plaza y en huir de un negativismo que, asegura, no ayuda en absoluto a los ferrolanos. De hecho, la idea de abrir una cafetería siempre estuvo vinculada a hacerlo en el centro de Ferrol y asegura que aunque tiene un local en una gran superficie su apuesta “es el centro”. Asegura que el comercio y la hostelería son los encargados de atraer a la ciudad a la gente, por lo que es necesario que el sector apueste por eso. La vivienda, reconoce, llevará más tiempo “pero ya se están haciendo rehabilitaciones muy bonitas”, comenta en su tono positivo.

Pedreira ve muchas oportunidades todavía para el centro de la ciudad naval y confía en que su nuevo local funcione. “Desde luego el lugar es privilegiado, la plaza será un aliciente con árboles y zona soleada y el Ayuntamiento enfrente”, apunta. Así, anima ya a que “La Première” se convierta en punto de encuentro. La estética , que mezclará lo industrial y lo vintage, en la línea de sus comercios, será otro polo de atracción para el nuevo local que abrirá sus puertas en mayo, con la plaza ya en uso, creando, además, en torno a cinco puestos de trabajo.

La peatonalización del centro tira del sector de la hostelería en Ferrol