Bárcenas asegura que gestionó una contabilidad paralela y oculta en el PP

|

El extesorero del PP Luis Bárcenas declaró ayer que tanto él como el también extesorero Álvaro Lapuerta se hicieron cargo de unas cuentas ocultas en el PP: “llevábamos –afirmó– una contabilidad paralela”.

Bárcenas realizó esta afirmación al comparecer mediante videoconferencia desde la cárcel de Soto del Real, donde está recluido en prisión preventiva, ante la comisión no permanente de investigación del Parlamento balear sobre la adjudicación de las obras y la construcción del hospital de Son Espases.

Detalló que dicha contabilidad era paralela a la oficial y se nutría de aportaciones que realizaban en efectivo empresarios o responsables de distintas empresas. Las describió como “una operación de relaciones públicas por parte de esas empresas”.

Según Bárcenas, esas aportaciones no estaban relacionadas con adjudicaciones públicas y se basaban en relaciones personales entre esos empresarios y miembros del partido.

comisiones

Cuando la diputada de MÉS Fina Santiago se refirió a dichas aportaciones como “comisiones”, Bárcenas la corrigió: “comisiones no, unas aportaciones voluntarias al partido porque comisión sería a cambio de algo y tendría un componente delictivo y ese no es el caso”, recalcó.

Sobre el hecho de que las empresas que trabajan con las administraciones públicas no puedan realizar donaciones a partidos, Bárcenas dijo que por ese motivo las aportaciones figuran registradas “a nombre de personas físicas, aunque sean propietarias de las empresas”. “Yo no sé si eso bordea la legalidad o no, pero las donaciones eran de las personas relevantes en los consejos de administración y las cuantías siempre se intentaba adecuarlas a los máximos que fija la ley de financiación. Evidentemente las que figuran en la contabilidad de ‘los papeles’ no coinciden y hay cantidades que son superiores a las máximas permitidas por la ley”, reconoció. No cifró el volumen total de esa contabilidad paralela. Sí dijo que, en la contabilidad oficial, cree que el PP percibió 38 millones a lo largo de 8 años.

Cuando una diputada se refirió a él como el contable del PP, Bárcenas la corrigió:  “Lo que yo llevaba no era una contabilidad, era un registro de ingresos y de pagos”, puntualizó. Además, Bárcenas manifestó que las campañas electorales del PP y otros partidos no se financiaban solo con fondos obtenidos para dicho fin y que había “recursos adicionales” para esas campañas, “en mi partido y en otros”, precisó.

Por otra parte, el extesorero del PP aseguró que le entregó al expresidente balear Jaume Matas un sobre con unos 6.000 euros procedentes de la contabilidad B del partido para compensar los gastos de volver a instalarse en Madrid cuando dejó la actividad política en Baleares.

También dijo que el constructor gallego Antonio Pinal –presidente de Bruesa–, entre otros empresarios, financió la reforma de la sede del PP balear en Palma durante la época de Matas como presidente del PP de las islas.

Por otro lado, la familia de Bárcenas ya reunió los 200.000 euros de fianza que le impuso la Audiencia Nacional, por lo que el extesorero tenía previsto salir hoy de la cárcel.

Bárcenas asegura que gestionó una contabilidad paralela y oculta en el PP