El poder del Mirandés pudo con el Racing

mirandés ferrol copa del rey
|

juan quijano
FERROL

El potencial ofensivo del Mirandés llevó a la derrota al Racing en lo que significó su adiós a la Copa del Rey. El equipo ferrolano no fue capaz de frenar el poderío en ataque de la escuadra burgalesa y acabó derrotado por un claro marcador, en el que el delantero Urko Vera fue el principal protagonista al conseguir un triplete que demostró su nivel.
El balón comenzó a rodar y el dominio local fue más bien tímido. Enfrente, el Racing se presentó dispuesto a dar la sorpresa y conseguir el triunfo. Pero las dudas que el cuadro verde mostró sobre el terreno de juego provocaron que ya a los cuatro minutos de partido recibiesen el primer susto a través de un disparo de Provencio que se marchó demasiado desviado. Fue el primer
síntoma de que el cuadro burgalés se iba haciendo con el dominio del choque, desarbolando la defensa racinguista con los continuos cambios de demarcación de sus jugadores ofensivos hasta que, en el minuto 20, un centro de Kijera desde la banda izquierda fue cabeceado al fondo de la red por el goleador Urko Vera.
La ventaja del Mirandés hizo que el Racing despertase hasta el punto de estar a punto de empatar con un testarazo de Tena que se estrelló en el poste –la jugada, de todas maneras, había sido invalidada por fuera de juego del racinguista–. El partido, en cualquier caso, entró en una fase de un cierto letargo, ya que el miedo de encajar un segundo gol que sentenciase el duelo generaba muchas dudas en la medular de la formación dirigida por Manolo García, pese a que este se afanó en pedir calma a los suyos para que mantuviesen la posición sobre el terreno de juego y, así, mantener sus opciones de llevarse la victoria y pasar a la tercera eliminatoria copera.

MAZAZO
El Racing recibió el segundo mazazo al poco de volver de los vestuarios, porque el Mirandés reinició el encuentro con mucha intensidad y en su primera oportunidad amplió las distancias. Fue en una acción en la que Urko Vera, desde la frontal del área,  sacó un disparo ajustado que se transformó en gol. La respuesta del equipo ferrolano, sin embargo, no se hizo esperar, ya que Pablo Rey ejecutó un golpe franco que el meta Imanol rechazó “in extremis”. El Racing, así, empezó a mover el banquillo y los cambios para intentar dar un poco más de profundidad al equipo en busca de recortar diferencias  en el marcador, algo que consiguió a través del acierto de Dalmau a un cuarto de hora del final.
Sin embargo, poco le duró la alegría a los gallegos, ya que enseguida apareció de nuevo Urko Vera para redondear su genial actuación con el 3-1. El héroe local abandonó el terreno de juego poco después y en su lugar entró Iñigo Martínez, que pareció heredar el acierto de su compañero y marcó el cuarto tanto para dejar el choque totalmente sentenciado y eliminar al Racing. n

El poder del Mirandés pudo con el Racing