Uxía, el primer bebé de un 2016 que arrancó con muchas fiestas y sin grandes incidencias

Fotos resaca año nuevo 2016 Ferrol
|

Uxía. Así se llama la primera bebé de este nuevo 2016 de la Xerencia Integrada de Ferrol. La pequeña nació a las 02.22 horas y pesó 3,120 kilos. Sus padres, Marcos L.L. y Ana L.G., residentes en Narón, celebraban así con tan especial acontecimiento la entrada de un año que también Fátima y Raúl iniciaron con un nuevo miembro en la familia. Ellos son los padres de Triana, la segunda niña nacida ayer en el Complejo Hospitalario Arquitecto Marcide –a las 02.35 horas– y que pesó 2,800 kilos. Para las dos parejas fueron sus primeros bebés.
Y mientras que en el Marcide se celebraban los primeros alumbramientos del año, en las calles, salas y discotecas de la ciudad las fiestas de Nochevieja ambientaban una jornada que transcurrió  sin grandes incidencias más allá de pequeños altercados entre jóvenes o desperfectos ocasionados en elementos de mobiliario urbano. Así lo confirmaron ayer fuentes de la Policía Local de Ferrol, cuyos efectivos reforzaron el turno de la noche con motivo de la celebración.
Los bomberos, por su parte, tuvieron que realizar una salida pasadas las dos de la madrugadas al barrio de Esteiro tras ser alertados del incendio de un vehículo. Cuando llegaron al lugar, las llamas estaban ya casi sofocadas gracias a la intervención de un vecino con un extintor. Al parecer, según los propios Bomberos, el incendio se originó al prender fuego sobre unos papeles que habían sido colocados en las ruedas del vehículo, que finalmente nos sufrió grandes daños.
También con absoluta tranquilidad se vivieron las primeras horas del nuevo año en Narón, donde la fiesta organizada por el Concello bajo una carpa instalada en la Plaza de Galicia registró una gran afluencia de gente. Las orquestas New York e Imperium, y a continuación del DJ Donper, amenizaron una cita que se prolongó hasta las 08.30 horas.
Como si de un día cualquiera de marcha se tratase se desarrolló también el Fin de Año en Pontedeume, que animó la noche con un concierto en la Praza Real.

retirada
Por lo demás, la Nochevieja dejó, ya por la mañana, las habituales estampas de una jornada para la que muchos reservan sus mejores galas y que casi es obligatorio cerrar con la tradicional degustación de chocolate con churros. Jóvenes de retirada con una botella de agua en la mano; otros despidiéndose efusivamente tras una larga e intensa sesión de fiestas; o aquellos dispuestos a quemar las últimas energías en alguno de los pocos bares abiertos en la mañana de ayer dibujaban la s habituales escenas de la primera mañana del año que acaba de abrir el telón.

Uxía, el primer bebé de un 2016 que arrancó con muchas fiestas y sin grandes incidencias