Una plantilla continuista

|

La confección de la plantilla con la que el Racing hará frente a la próxima temporada en Segunda B será menos “traumática” que en anteriores campañas. La continuidad de hasta diez jugadores de la pasada campaña hará que el diseño de la nueva plantilla –aspecto que se acometerá después de que se resuelva el futuro institucional de la entidad, inmerso ahora en el proceso de venta de acciones del Concello– requiera de la incorporación de otros tantos jugadores para dar forma a la escuadra.
Esta continuidad afectará a todas las líneas. Así, la renovación de  Mackay hará que el club verde busque otro portero –prefereriblemente sub 23– que compita con él por la titularidad o que sea un recambio de garantías en caso de tener que recurrir a él, bien por ser otra competición o porque haya bajas. Mientras, en defensa, la continuidad de los centrales Víctor Vázquez y Nano y de los laterales zurdos Maceira y Borja Freire hacen que a la escuadra de la ciudad naval le falten solo dos o tres jugadores para completar lo necesario para esta zona.

Avanzados
En cuanto al centro del campo, la presencia de Gonzalo para la zona central ocupa un puesto para una demarcación para la que se necesitarán, al menos, otros dos efectivos. En cuanto a las bandas, la continuidad de Armental o Brais Abelenda da opciones a una escuadra que intentará conseguir algún alta más para esa zona para, de esta manera, confeccionar una plantilla competitiva.
En cuanto a las posiciones de vanguardia, la continuidad de Joselu y Mendi hacen que esta posición esté, más o menos, bien cubierta. Solo la posibilidad de incorporar a un jugador de categoría sub 23 que pueda dar una alternativa a ambos parece la opción que se hagan incorporaciones para esta zona del campo. l

Una plantilla continuista