La Marea presume de la cuenta participativa de 2018 pese a que solo ejecutó una obra este año

el ideal gallego-2017-10-01-005-d372c5f7-p
|

El Gobierno local de la Marea presentó esta semana con orgullo los proyectos que formarán parte de la hoja de gasto municipal de 2018 tras un proceso de votación en el marco de los Presupuestos Participativos. Sin embargo, mientras presumía del incremento de la implicación ciudadana, obviaba que la primera convocatoria de esta iniciativa relativa al año en curso apenas se ha ido cumpliendo. Con un solo trimestre de 2017 por delante, de las 21 propuestas de los coruñeses el Ayuntamiento llevó a cabo al completo un único encargo.

El Consistorio cuenta con 46 proyectos de ciudad y de distritos para desarrollar, por expresa petición de los vecinos, a lo largo del año que viene. Pero el cumplimiento de esta suerte de compromiso podría ponerse en duda teniendo en cuenta el grado de ejecución de los proyectos que se aceptaron en la edición anterior para este mismo 2017.

De las 21 actuaciones que salieron adelante tras la criba de los políticos y técnicos en María Pita y de los vecinos con sus votos, a estas alturas solo se ha completado una. En concreto, Marea Atlántica creó un parque biosaludable en la plaza de Pablo Iglesias, en el barrio de O Castrillón.

La zona, bastante reducida, atrae la atención de un pequeño grupo de visitantes y esta semana, a pesar del buen tiempo de algunos días, los aparatos para que los mayores hagan gimnasia permanecían sin uso.

Según la página web municipal únicamente otros tres programas se encuentran en estos momentos en ejecución. Se trataría de la aplicación móvil para que los vecinos puedan comunicar incidencias que se produzcan en bienes públicos de toda A Coruña (que supondría una mejora global y no para una única zona pero que se postergó), la creación de zonas naturalizadas con espacios verdes y la plantación de algo más de un centenar de árboles autóctonos entre el Monte das Moas y el parque de Eirís.

Aún en estudio

En función de los datos que se facilitan públicamente en la página web cinco iniciativas se encontrarían en fase de contratación, mientras que el otro 47,6% del total de ideas, es decir una decena, están siendo estudiadas o redactadas por el Ejecutivo municipal.

En esta etapa están cuestiones tan dispares como la instalación de estaciones del servicio BiciCoruña en todos los barrios y la mejora del uso recreativo del parque de Bens, que no se ha efectuado todavía pese a haberse vetado el plan de la Fundación Jorge Jove para construir un Museo de Automoción e Historia en terrenos dotacionales También se aguarda la puesta en marcha de una plataforma de compra online en los puestos de los mercados municipales y el posterior reparto a domicilio con bicicletas.

De ninguna de estas cuestiones han ido trascendiendo novedades, lo que puede hacer pensar que indicar en qué momento están simplemente se ha hecho para generar explicación plausible ante hipotéticas críticas sobre la falta de actuaciones concretas.

La falta de un resultado final a la gran mayoría de las solicitudes sociales no ha hecho que la Marea se tome con calma la nueva campaña publicitaria. “Este último trimestre do ano a execución dos investimentos será moi alta, e a próxima semana darase a coñecer outra das propostas finalizadas”, se limitó a decir esta semana la concejala de Participación, Claudia Delso.

Para 2018 en vez de un millón de euros, se han repartido tres entre ciudad y distritos. La duda es sin se llegarán a abordar los asuntos ya que se irán acumulando a los no resueltos este ejercicio.

La Marea presume de la cuenta participativa de 2018 pese a que solo ejecutó una obra este año