La espinita clavada que tiene Catalá

|



Una vez firmada su continuidad en el Racing de cara a la próxima temporada, Catalá ya empieza a pensar en sacarse la espinita que significó no ascender la pasada. Ese es su principal objetivo después de que el cuadro verde demostrase ser “un equipazo” durante una campaña que, explica, “comenzó a resquebrajarse en Astorga –la derrota en la última jornada de la liga regular con la que se perdió el liderato que se ostentaba desde la séptima jornada liguera–”. Sin embargo, el hecho de ser una plantilla corta, además del cansancio, hizo que “llegásemos al final un poco justos y que no pudiésemos pelear por el ascenso, que es lo que queríamos todos para brindárselo a la afición y también al club”.
El salto a Segunda es el deseo claro con vistas a la temporada que viene –“todo jugador que renueve o venga al Racing tiene que saber que el objetivo es ascender”, anuncia–. Sin embargo, el hecho de que clubes como Ponferradina, Racing de Santander o Logroñés tengan más capacidad económica hace que el ferrolano tenga más dificultades a la hora de completar su plantilla con jugadores de nivel. “Pero, a pesar de eso, intentaremos subir esta temporada, que lo merecemos tanto los jugadores como la afición y también el club”, dice.

PERSONAL
Con vista a la próxima campaña, el defensa andaluz confía en que las lesiones lo respeten más que en esta, en la que no encontró la continuidad que buscaba por culpa de los problemas físicos. “Voy a trabajar para aportar mi granito de arena, al equipo y al ‘mister’ en lo que crea oportuno”, comenta. De hecho, en los últimos días ya tuvo la ocasión de conversar con Míchel Alonso, que le hizo ver la importancia de su presencia en la plantilla. “Me dejó una grata impresión en lo poco que hablé con él. Estoy deseando que empiece la temporada para conocerlo más”, confesó un Catalá que recordó que “donde me encuentro más cómodo en el campo es como central”.
La renovación le permite a Catalá tener mucha más tranquilidad por el hecho de que tanto él como su familia están plenamente adaptados a la ciudad. “Aunque hubo ofertas importantes, si estás bien en un sitio, ¿para qué cambiar”, dice el zaguero.

La espinita clavada que tiene Catalá