Fernández de Mesa pone en valor las obras en el cuartel departamental

presentación de las obras en el Cuartel de la Guardia Civel de Ferrol
|

Hacer un edificio energéticamente eficiente y adecuado a la legislación vigente en términos de accesibilidad pero, sobre todo, que revierta el grave deterioro que sufre el inmueble fueron las prioridades que el estudio Anta Arquitectos se propuso a la hora de proyectar las obras de rehabilitación de la casa-cuartel de la Guardia Civil en Ferrol. Una actuación que ejecutará la empresa Acciona Infraestructuras y cuya actividad comenzó ayer de forma oficial bajo la supervisión del director general de la Guardia Civil, el ferrolano Arsenio Fernández de Mesa.
El mandatario, que fue recibido con los honores propios de su cargo, estuvo acompañado en su visita al acuartelamiento de varios mandos del cuerpo –el general de división de la Gerencia de Infraestructuras, José Hurtado; el jefe de la zona de Galicia, el general de brigada José María Feliz; y el subdirector general de Apoyo, el teniente general Adolfo Gómez Rico– así como por las principales autoridades civiles de la la provincia y de la ciudad, con el presidente de la Deputación da Coruña, Valentín González Formoso, y el alcalde departamental, Jorge Suárez, a la cabeza. También el delegado del gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, acudió a un acto en el que tampoco faltaron los anteriores rectores de la provincia y el concello, Diego Calvo y José Manuel Rey Varela, bajo cuyo mandato, tal y como recordó el propio Fernández de Mesa, se comenzaron a dar los primeros pasos para acometer estas obras.
La rehabilitación contará con un presupuesto de 1.319,974 euros y se extenderá por un plazo de doce meses. La empresa Acciona se hizo con su adjudicación entre sesenta candidatas después de rebajar en más de un 40 % el presupuesto con el que el Ministerio del Interior había dotado originariamente a la reforma y que superaba los dos millones de euros. 
Parte de esos fondos serán aportados por la administración provincial en virtud de un convenio por valor de 250.000 euros firmado en el 2013 con la Guardia Civil que, entre otras actuaciones, prevé las reformas en varios acuartelamientos y la elaboración del proyecto para remozar este.
Concretamente, y tal y como explicó el General José Hurtado Queró, la actuación, que saldrá del Plan de Inversión del cuerpo para los años 2015 y 2016, afectará a dos de los bloques –el 2, 4 y 6– y, además de mejorar el estado de los edificios permitirán reorganizar el espacio de trabajo. Con la premisa de interferir lo menos posible en el quehacer de los 99 agentes con los que está dotado el centro, la obra se realizará de forma escalonada. De hecho, algunos de los servicios, como la Intervención de Armas o la Demarcación de Tráfico, ya han comenzado a trasladarse a instalaciones prefabricadas.
El Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, hizo especial hincapié durante su alocución en resaltar esa importante rebaja en el presupuesto final de adjudicación deseando que ello no influya ni en una “bajada de calidad” ni en aumento del plazo de ejecución y recordó que “tenemos pocos recursos y los que hay debemos administrarlos bien”. 
Esta rehabilitación, tal y como aseguró, fue uno de los objetivos que se fijó cuando tomó posesión de su cargo en febrero de 2012, sin embargo el escrupuloso cumplimiento de “la legalidad vigente y seguir los pasos establecidos por la administración” en su proyección y adjudicación lo ha demorado casi cuatro años y su ejecución coincidirá, casi, con el abandono de sus funciones.
Antes de recordar que estas obras, que se inician con “solemnidad, discreción y austeridad” deben ser un “orgullo, porque repercutirán en la ciudadanía”, Fernández de Mesa quiso agradecer especialmente la comprensión y diligencia que la dotación del cuartel ha exhibido en los últimos años, a pesar de las carencias en instalaciones y la precariedad con la que vivieron tanto ellos como sus familias y que, a pesar de todo, no les hizo “bajar el listón, trabajando sin queja y sin trasladar ese déficit al conjunto de la sociedad”.

Fernández de Mesa pone en valor las obras en el cuartel departamental