Francia, Alemania e Italia defienden una Europa que “no se ha acabado con el Brexit”

Hollande, Merkel y Renzi posan en el marco de su reunión para tratar el Brexit Remo Casilli
|

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente de Francia, Francoise Hollande, se reunieron ayer en la isla italiana de Ventotene, cerca de Nápoles, para relanzar una Unión Europea golpeada por el Brexit, la crisis de los refugiados y la amenaza yihadista.

“Muchos creían que después del Brexit Europa estaba acabada”, aseguró Renzi en una rueda de prensa desde el portaaviones Garibaldi. “No es así. Tenemos ganas de escribir una nueva página de futuro”, añadió.

“Nosotros pensamos que Europa no es el problema, sino que puede ser la solución. Para los populismos, sin embargo, todo es culpa de Europa. Europa es la oportunidad más grande que tienen las nuevas generaciones. No nos dejemos desanimar por el Brexit”, advirtió Renzi, tal y como recoge el diario “El Mundo”.

Horas antes, el primer ministro italiano aseguró que Europa necesita invertir en defensa, educación y cultura al tiempo que se libera de reglas burocráticas.

Los tres mandatarios viajaron primero a una isla frente a la costa de Nápoles para depositar una corona de flores en la tumba de un intelectual italiano considerado como uno de los padres fundadores de la UE.

A continuación, se reunieron en un portaaviones que está coordinando la misión naval de la UE contra el tráfico de inmigrantes. “Esto son dos símbolos en uno. Valores y compromisos concretos”, declaró Renzi.

El primer ministro defendió que Europa necesita superar el referéndum a favor del Brexit en el Reino Unido y la reciente ola de ataques terroristas, y redescubrir su papel.

“Necesitamos invertir en una política de defensa común, en innovación digital, en escuelas y cultura. Europa es la madre afectuosa de nuestros valores, no es el guardián frío de reglas burocráticas que son difíciles de aceptar”, sostuvo.

Los tres líderes examinaron en su encuentro de ayer el efecto dominó iniciado desde Londres con su referéndum del pasado 23 de junio y que ha llevado a otros países de la Unión Europea, como Países Bajos, miembro fundador, a replantearse su pertenencia al bloque.

Francia, Alemania e Italia defienden una Europa que “no se ha acabado con el Brexit”