El consejo de Inditex mantiene estable su remuneración en el primer semestre

|

El consejo de administración de Inditex mantuvo estable su remuneración durante el primer semestre de su ejercicio fiscal, al situarse en 2,482 millones de euros, 5.000 euros por debajo (-0,2%) de lo ingresado por este concepto en el mismo período del año precedente, según comunicó la compañía a la CNMV.

Por su parte, el sueldo de la alta dirección de la compañía se elevó un 9,4% en el primer semestre de su ejercicio fiscal, hasta 7,016 millones de euros, frente a los 6,40 millones de euros percibidos un año antes, sin que la firma haya tenido que hacer frente a indemnizaciones.

La multinacional coruñesa obtuvo un beneficio neto de 1.166 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal (desde el 1 de febrero hasta el 31 de julio), lo que supone un aumento del 26% respecto al mismo período del año anterior.

Las ventas se situaron en 9.421 millones de euros, lo que supone un incremento del 17 por ciento, con crecimientos positivos en todas las áreas geográficas, mientras que las ventas en tiendas comparables crecieron un 7%, que se suma al crecimiento del 4,5% obtenido en el mismo período de 2014.  Inditex elevó sus ventas en España un 6,3% durante el primer semestre de su ejercicio fiscal, hasta totalizar 1.784,66 millones de euros. 

La compañía ha creado más de 2.500 empleos en un año en el mercado español, donde cuenta con un total de 1.824 tiendas.

En concreto, Europa (sin España) concentró el 42,7% de las ventas, frente al 45,6% de un año antes, mientras que Asia acaparó el 25,2% de la facturación, por encima del 21,7% de un año antes, y España, el 17,4%, frente al 19,3% del primer semestre del año anterior.  Por su parte, América concentró el 14,7 por ciento del total, frente al 13,4 por ciento de un año antes.

Por otro lado, Inditex factura ya uno de cada cuatro euros en Asia y Oriente Medio.

Hace diez años, la compañía no generaba ni una décima parte de sus ingresos en esta región, en la que ahora ha centrado gran parte de su expansión internacional, con China, su principal mercado fuera de España, a la cabeza.

Esta expansión internacional, acompañada del mantenimiento de la apuesta por España y el comercio en internet, ha llevado al grupo de Amancio Ortega a duplicar su tamaño respecto a 2006, año en el que abrió su primera tienda en la China continental, concretamente en Shanghái, dos años después de desembarcar con Zara en Hong Kong.

Además, para reforzar su estrategia en internet, Inditex se ha acercado a millones de potenciales compradores en China con la apertura de tiendas de seis de sus ocho marcas en T-Mall, el centro comercial virtual de Alibabá, el gigante mundial del comercio electrónico. En paralelo, Inditex ha abierto en el país tiendas propias en internet de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius y Oysho.

El consejo de Inditex mantiene estable su remuneración en el primer semestre