Primer triunfo para el saco del Universitario

Baloncesto - Universitario - Cadi La Seu
|

 El Universitario ya tiene en el saco el primer triunfo de su temporada de regreso a la máxima categoría femenina del baloncesto nacional. El equipo ferrolano derrotó al Cadì La Seu para iniciar su camino hacia la permanencia –el objetivo de la campaña– después de un partido en el que demostró que, pese a las dificultades que se va a encontrar en una competición de un nivel físico mucho mayor al de la competición en la que estaba acostumbrado, su intención es competir y plantarle cara a cualquiera que sea el rival que tenga enfrente.
Las clásicas imprecisiones del estreno caracterizaron el primer cuarto de un partido que para el Universitario –y para casi todas sus jugadoras– suponía empezar a comprobar en primera persona lo que se va a encontrar esta temporada. Esa timidez local fue la que permitió al Cadì La Seu disponer de las primeras ventajas, pero tampoco sin demostrar una superioridad tan evidente que le permitiese “romper” el partido, sino que el equipo ferrolano se mantuvo siempre a una distancia prudencial de su adversario.
De hecho, en cuanto se despojó de los nervios del estreno, el Universitario comenzó a anotar con la misma fluidez que le faltó al cuadro ilerdense en los primeros minutos del segundo cuarto, en los que encajó un parcial en contra de 11-0 que permitió a la escuadra ferrolana tomar la delantera, con rentas de hasta seis puntos (24-18, min. 19). Por eso, a pesar de la recuperación visitante en los instantes finales de este segundo parcial, el cuadro local llegó con ventaja en el marcador al tiempo de descanso, con toda aún por resolver.

experiencia
La segunda parte no solo no supuso la reacción del cuadro visitante, sino que fue el Universitario el que parecía el “experto” en esta competición, sobre todo a través de su claridad de ideas a la hora de atacar, una faceta en la que la estadounidense Haley Peters se mostró certera en el aspecto anotador. Así, la ventaja de la escuadra local no solo no fue disminuyendo, sino que fue aumentado hasta llegar a situarse en la barrera de los diez puntos, lo que acercaba el éxito local.
El equipo visitante, en vista de que la victoria se le escapaba, apretó al máximo en defensa en el último cuarto y el Universitario, con el cansancio acumulado de tener una rotación más corta que siu rival, empezó a sufrir y a ver reducida su distancia. De todas formas, el cuadro local aprovechó el –a veces excesivo– ímpetu de las visitantes para seguir en todo momento por delante y evitar que su rival se pusiese a una sola canasta de distancia, lo que lo pondría más nervioso.
El Universitario tuvo la situación controlada en todo momento, porque los esfuerzos defensivos de su rival no encontraban respaldo a la hora de anotar. Por contra, el cuadro local sí conseguía anotar con fluidez –Peters volvió a ser clave en esta parte final del partido–, lo que hacía que la precipitación de su adversario aumentase. Así, la distancia no solo no se redujo, sino que fue aumentando para darle al Universitario su primera victoria en el regreso a la máxima categoría nacional y lanzar un aviso de que no va a ser un rival cómodo para nadie al que se enfrente.

Primer triunfo para el saco del Universitario