Sanidade califica de “muy bajo” el riesgo de contraer meningitis B

|

La Consellería de Sanidade ha emitido una nota informativa dirigida a pediatras y médicos de familia de la Comunidad en la que pide que trasladen a las familias que el riesgo de padecer Meningitis B en Galicia es “muy bajo” y que el beneficio de la vacuna, aunque positivo, es “limitado”, por lo que pide tranquilidad ante los problemas de abastecimiento.

En el escrito, la Consellería de Sanidade señala que la Comisión Galega de Enfermedades Inmunoprevisibles hace ciertas consideraciones a tenor de los problemas de suministro de esta vacuna, que se estima que puedan “durar meses”.

sin ansiedad

Así, reafirma la “gran valía de las vacunas” como medida para la prevención de enfermedades, aunque recuerda que cada una de ellas debe “utilizarse en relación con los beneficios que aporta”. En esta misma línea, la Comisión Galega hace una “llamada a la calma ante la situación de alarma social” generada en las familias que se encuentran con dificultades para acceder a la vacuna, una “ansiedad” que “no se corresponde con el riesgo real que supone esta patología en este momento”.

Baja frecuencia

“Afortunadamente, la frecuencia actual de la enfermedad por meningococo B es la más baja de los últimos años, en los que hubo una bajada de casos en todos los tramos de edad”, destacó Sanidade.

La aparición de esta vacuna supone para el departamento autonómico “una buena y esperanzadora noticia”, aunque, aclara, se “desconoce por lo de ahora su grado de protección, la duración de esta o si serán necesarias dosis de recuerdo para mantener la protección”.

En este sentido, la Comisión recuerda el principio básico de “dosis puesta, dosis que cuenta” para argumentar que, en caso de que se alargan los tiempos recomendados entre dosis por no localizarse una vacuna no es necesario volver a empezar a pauta de administración.

Sanidade asegura también que tienen garantizada la administración gratuita de la vacuna todos los niños y adultos con alto riesgo de padecer la enfermedad, como es el caso de personas con ciertas alteraciones en su respuesta inmunitaria, antecedentes de enfermedad meningocócica invasora o que trabajan manipulando esos gérmenes. En el resto de los niños, apunta, es una decisión parental “informada”.

Finalmente, la nota de la Comisión señala que esta seguirá analizando los datos epidemiológicos de la enfermedad, así como la efectividad y la seguridad de la vacuna contra la meningitis B y cualquier otro tipo de datos que se publiquen.

Sanidade califica de “muy bajo” el riesgo de contraer meningitis B