El Miño amplió su renta después del traspié del Galicia

|

La derrota del Galicia de Caranza a manos de A Capela (2-1) permitió al Miño afianzar su liderato ampliando a cinco los puntos que tiene de ventaja sobre la formación ferrolana. De la misma forma, el As Pontes B se “engancha” a la lucha por la segunda posición recortando distancias respecto a los departamentales y con un partido todavía por disputar.
El juego directo y trabado fue la tónica predominante en esa derrota del Galicia de Caranza en una contienda cuyo marcador se abrió con un penalti muy discutido a favor de A Capela. Con el paso de los minutos, los locales sentenciaron en una segunda mitad sin continuidad.
El Miño, que ganó (2-0) al San Sadurniño con dos tantos de Alberto Fornos, es uno de los grandes beneficiados de este traspié. A falta de cinco jornadas para el final de la competición, su renta de cinco puntos comienza a parecer una distancia insalvable y lo acerca al título y al ascenso. Buenas noticias también para el As Pontes B, que dominó su partido y acabó goleando al Estrella (6-0). Ahora, los ponteses están solo a cuatro puntos del Galicia de Caranza, pero tienen que disputar todavía un partido que tienen pendiente ante el Numancia.  El duelo está programado para el viernes a las 16.30 horas en O Poboado.
En la zona alta de la tabla, el Perlío fue el que salió peor parado en una jornada en la que sucumbió frente al Cariño (2-1). Este resultado permitió que lo adelantasen en la clasificación el Ortigueira –ganó al Rosalía (0-3)– y el Numancia –se deshizo del Cebarca en un partido igualado (2-3)–.
Por lo demás, la jornada se completó con dos triunfos a domicilio y por idéntico marcador de 2-3. Por un lado, el que consiguió el Mandiá en su visita al San Mateo y que deja a ambos muy cerca en la tabla; y por otro el que logró el Narahío frente al Galicia de Mugardos B en A Pedreira.

El Miño amplió su renta después del traspié del Galicia