El bronce de las tenistas naronesas por Navidad

Diandra Cobelo es una de las canteranas que forman en el equipo de División de Honor | d. alexandre
|

Las tenistas del Cidade de Narón de División de Honor pasan estas fechas de parón liguero como una de las mejores formaciones del grupo uno de la categoría de plata estatal de tenis de mesa.
Y es que el conjunto de Santa Icía cierra el año en la tercera posición de la tabla clasificatoria a falta de dos jornadas para que finalice la primera vuelta de la competición. Diandra Cobelo, Claudia Canay –que viene de participar en “trail” clasificatorio para el Europeo con discretos resultados– y la rusa Ekaterina Kuchenkova –con la intervención de la también canterana Helena Martín en alguna jornada– han conseguido colocar a la formación naronesa entre las mejores del panorama nacional con cinco victorias y cuatro derrotas en los nueve choques que han disputado –dos más que su inmediato perseguidor, si bien los mismos que el Oroso, quinto clasificado–. Una buena dinámica a la que ayuda, sin duda, la presencia de Kuchenkova en su segunda etapa en la entidad de Santa Icía. “Ekaterina, además de asegurar unos puntos, les da seguridad al resto de sus compañeras”, afirma Fernando Montero, presidente de la entidad, “mantenerla para la segunda vuelta sería una diferencia brutal”.

Sin embargo, la economía de la entidad no permite una estancia tan larga de la jugadora del este, si bien sí que podría regresar a las filas locales en marzo, un mes en el que la competición vivirá entre cinco y seis partidos. Y es que con la permanencia ya “a la vista”; como analiza Montero en la segunda campaña de la entidad en la categoría, “ganando dos o tres más ya nos podemos mantener”, que es el único objetivo de un equipo hecho de y para la base de la entidad. Ahora, y hasta ese momento, las naronesas disfrutan de su Navidad en el podio.
Sin embargo, las naronesas no son las únicas que pueden presumir de esta situación, ya que sus compañeros del Panadería Santy Narón de Primera Nacional masculina, cierran el año también entre los mejores.
Con un cuarto lugar empatados a puntos con el segundo y tercer clasificado –y a dos puntos de un liderato que ostentaron durante muchas jornadas–, “tenemos un equipazo”, comenta Montero, “si bien falta el jugador que ­desequilibre, que despunte”. Un plus necesario para lograr el pasaporte a una fase de ascenso a la que, de mantener esta línea, se clasificarían sin excesivos problemas.
Si bien desde la entidad con sede en Santa Icía manifiestan que sí que les gustaría buscar en el mercado de fichajes para incorporar a un nuevo compañero al ya sólido grupo formado por los deportistas Rubén García, Isaac Rivera y Adrián Vidal –con Santiago Otero presente ocasionalmente–, y que suma seis victorias y tres derrotas hasta la fecha en su casillero, después de arrancar la competición con una racha de seis triunfos consecutivos.

El bronce de las tenistas naronesas por Navidad