La obligación del triunfo

el ferrolano no iba a tomar parte en principio en la competición sueca de mañana
|

 Con un escaso margen de maniobra de cara a defender su actual liderato en la clasificación de las Series Mundiales, Javier Gómez Noya sabe que necesita mañana en Estocolmo de un primer o un segundo puesto en esta cita para evitar males mayores ante una más que probable buena actuación de los hermanos Brownlee.
Con los británicos más cerca de lo que quisiera –quinto y sexto–, la presencia de ambos obligó al ferrolano a confirmar su participación en la carrera que tendrá lugar mañana –15.30 horas–, penúltima en el calendario internacional de esta cita. “Si quiero ganar en la general no puedo permitir que los Brownlee hagan oro y plata y lleguen a Londres con más puntos que yo. Es una decisión que puede parecer arriesgada, pero la veo necesaria”, manifestó el departamental. Y es que el reencuentro de este estelar trío tendría lugar el 15 de septiembre en Londres, donde el pasado año los tres se repartieron las medallas en la final olímpica, con plata para el local, en una final en la que se dobla la puntuación.
Así, Gómez Noya espera dejar  un poco más atado el que sería su tercer título mundial en una carrera que se estrenó en las Series el pasado año y que en este variará su formato. La cita sueca se disputará en esta ocasión en distancia olímpica –1.500 metros de natación, 40 kilómetros de ciclismo y 10 de atletismo–, en lugar de sprint como hace doce meses. El empedrado de la ciudad vieja de la capital –Gamla Stan– obligará a estar muy atentos a todos los participantes, postulándose como una de las claves de la competición.
Lo que sí parece claro es que Gómez Noya luchará hasta el último metro para impedir un más que innecesario acercamiento de  unos británicos que, a pesar de iniciar de forma tardía estas Series, cuentan sus participaciones por podios. Y es que el pequeño de los Bronwlee, Jonathan, suma tres oros en su haber desde que comenzó la competición –Yokohama, Madrid y Hamburgo–, por dos de su hermano Alistair –San Diego y Kitzbühel– y uno del ferrolano –Auckland–. Estos son los únicos que han conseguido algún triunfo en las citas celebradas hasta la fecha, una tónica que parece que no va a cambiar ni en Estocolmo ni en Londres. Si bien la guerra parece tener como protagonistas al local y a los ingleses, los “daños colaterales” en esta lucha serán Mario Mola –segundo y al que una sobrecarga impedirá estar en Suecia– y el sudafricano Murray, tercero, y que sí correrá. n

La obligación del triunfo