El asalto frustrado a un estanco en Ferrol acaba con una persecución por la autovía y dos jóvenes detenidos

Así quedó el Seat Ibiza que los asaltantes utilizaron para escapar de las patrullas policiales
|

Ferrol vivió la pasada madrugada, del lunes al martes, un episodio propio de una película policiaca con el asalto frustrado a una estanco del centro y una posterior fuga y persecución en coche hasta A Coruña. Los tres jóvenes implicados consiguieron saltarse hasta tres controles de la Guardia Civil, aunque finalmente dos de ellos fueron detenidos por la Policía Local de Ferrol.
Se trata de dos individuos de 22 y 25 años, de nacionalidad española, con residencia en Carballo y presuntamente miembros de una banda que está detrás de varios asaltos en la provincia.
A los dos detenidos, –el tercero logró huir a pie– se les imputa al menos tres delitos, uno por robo con fuerza, y dos más contra la seguridad viaria, uno por conducción temeraria y otro por hacerlo sin la licencia.

Según consta en el atestado de la Policía Local de Ferrol, a las 04:26 horas de la madrugada de 8 de mayo, una patrulla de servicio escuchó por radio el aviso del 092 informando de una tentativa de asalto a un establecimiento de la calle de la Iglesia por parte de tres individuos, ataviados con capuchas de colores oscuras y a bordo de un turismo Ford Sierra.
Tres trabajadores de Urbaser, el servicio de limpieza municipal en el turno de noche, fueron testigos del mismo y trataron, según el relato policial, de frustrar el atraco alumbrando a los individuos con ráfagas de luces desde su vehículo de trabajo.

Fuga
Al ser sorprendidos, los tres jóvenes cambiaron de vehículo a otro turismo, un Seat Ibiza, e iniciaron la huida a gran velocidad. Pocos metros adelante, en la Trinchera, se cruzaron con la patrulla de la Policía Local que reconoció el vehículo como el que se describía como sospechoso del asalto al estanco. Al no atender a las órdenes de alto se inició una persecución en dirección a AP-9, en el sentido de salida de la ciudad.


“El vehículo, además de hacer caso omiso de las indicaciones de los agentes, comenzó a lanzar objetos al coche policial, incluso los altavoces del turismo, y trataron de cegar a los agentes con ráfagas de luces con una linterna en el tramo de la autopista a altura de O Couto, circulando en sentido A Coruña a gran velocidad”, relata el atestado policial.

La persecución llegó hasta el peaje de Guisamo, donde el vehículo que huía, lejos de detenerse, rompió la barrera y prosiguió en dirección al Concello de Oleiros. En el camino se toparon con hasta tres controles de la Guardia Civil en la N-VI con la AG-13, un segundo punto de control en la N-VI con la Rúa de Anido y un tercero, en la altura de la Jefatura Provincial de Tráfico de la ciudad. En uno de ellos los agentes tuvieron que echarse a un lado para no ser atropellados.
El coche patrulla de la Policía Local de Ferrol consiguió situarse al lado del vehículo en huida, que trató de echarlo de la vía, aunque finalmente el Seat Ibiza perdió el control, se salió de la carretera y terminó empotrado contra una farola tras varios giros. A pesar del impacto, dos de los tres ocupantes salieron del coche por sus propios medios e iniciaron la huida a pie en la zona de Perillo. Uno de ellos fue detenido poco después por los agentes de la Guardia Civil de Cambre, mientras que el segundo, logró esconderse y huir. Los agentes del cuerpo municipal de Ferrol ayudaron a excarcelar al tercero, el conductor, que había quedado atrapado en la cabina del turismo.

Los dos jóvenes detenidos fueron trasladados a las dependencias de la Comisaría de Policía de Ferrol-Narón pasadas las 7 de la mañana. El conductor, de 25 años, tuvo que recibir asistencia en el PAC de Ferrol. Su cómplice, de 22, dejó su documentación en la parte trasera del vehículo empleado en la huida y que permanece en dependencias municipales a disposición de la autoridad judicial, así como el primer coche que emplearon en el asalto, un Ford Sierra con el sistema de arranque forzado.

En el interior, los agentes encontraron gran cantidad de herramientas –desatornilladores, cizallas, alicates– para forzar la entrada del estanco. El coche patrulla de la Policía Local de Ferrol también presenta numerosos daños debido a la persecución.

El asalto frustrado a un estanco en Ferrol acaba con una persecución por la autovía y dos jóvenes detenidos