Quince finales hacia la meta

|

Quince finales le esperan al Racing para lograr la primera plaza en la liga regular del grupo I, lo que le daría más posibilidades de conseguir el ascenso a Segunda, su objetivo para esta temporada. Por eso, pese a que la semana pasada aumentase a cuatro puntos su ventaja sobre el segundo clasificado, la plantilla racinguista no quiere caer en un exceso de confianza que le podría costar caro. Al menos, así lo cree Kike Márquez, uno de los jugadores llegados al cuadro verde en el mercado invernal cedidos por el Cádiz y que asegura que “ahí los rivales van a ir a muerte... y nosotros no tenemos que ser menos”.
Con vistas al encuentro que el Racing jugará este domingo en el feudo del Pontevedra, el jugador gaditano recuerda que, a pesar de que el cuadro granate sea un recién ascendido a la categoría de bronce, “está haciendo las cosas bien y querrá meterse entre los cuatro primeros”. Además, el hecho de ser un derbi gallego le puede dar al partido un mayor aliciente, aunque Kike Márquez recuerda sobre eso que “para los aficionados este tipo de enfrentamientos es algo especial, pero los jugadores tenemos que abstrernos de esto, sino pensar que tan solo es una final más”.

Rival
Además, el mediapunta advierte de que el cuadro pontevedrés es especialmente peligroso cuando se pone por delante en el marcador, ya que se centra en defensa para no encajar más tantos. También conoce el “carácter” de Luisito, lo que lo lleva a decir que el encuentro del domingo no va a ser fácil para que el Racing sume los tres puntos en juego. “Son aspectos que iremos conociendo en las próximas sesiones de entrenamiento”, recuerda, con vistas a llegar lo mejor preparados posibles al enfrentamiento de este domingo contra el Pontevedra.

Quince finales hacia la meta