La nueva ordenanza de mascotas evita definir horarios de paseo libre

Parque canino en Portanova
|

El nuevo borrador de la ordenanza de mascotas se presentará a los grupos municipales tras consensuarlo con las organizaciones animalistas con presencia en la ciudad y después se someterá al escrutinio público en la página web municipal para que los ciudadanos hagan las aportaciones que crean necesarias. Tras este período de exposición de entre siete y diez días se someterá a su aprobación en comisión e irá a pleno. El concejal de Participación Cidadá y Normalización Lingüística, Álvaro Montes, se encarga de sacar adelante este documento, que asumió tras la renuncia de la edila de Benestar Animal, María Teresa Riveira. Su sustituto, Luis Victoria, asumirá las áreas que le competían a su compañera (también Minorías Étnicas, Inmigración y Xuventude) pero Montes, que se encargaba provisionalmente de la ordenanza, seguirá con ella en su recta final.
La modificación más importante respecto al borrador que ya había presentado Riveira hacia finales de año, tiene que ver con la indefinición en la que se dejan las cuestiones más polémicas. La ordenanza establecía unos horarios en los que las mascotas podían pasear libres en plazas y zonas ajardinadas por la noche y al mediodía. En el nuevo texto queda sin concretar esta horquilla y se deja para un posterior consenso entre propietarios de animales y el resto de los vecinos.
Tampoco se hace referencia a la delimitación de una playa específica en la que puedan estar los perros durante el verano (la restricción de entrada no rige en invierno). 
“Queremos definir os espazos cos veciños de forma consensuada para non xerar conflictos como pasou desde o primeiro día coa ordenanza do PP”, afirmaba ayer el edil Álvaro Montes.

La nueva ordenanza de mascotas evita definir horarios de paseo libre