Prisión por conducir de forma temeraria y quemar una nave

|

El acusado J.L.C.C. ha sido condenado a la pena de ocho meses de prisión como autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria en concurso con otro de coacciones y un tercero de daños. Se le aplicaron las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas –los hechos ocurrieron en el año 2006– y de drogadicción.
En la sentencia dictada por la titular del Juzgado de lo Penal 1 de Ferrol se considera probado que en la madrugada del 7 de diciembre de 2006, el acusado conducía un turismo en el que también viajaban un individuo ya fallecido y otro que no pudo ser identificado, y en un semáforo de la carretera de Castilla paró detrás de ellos un taxista.
Los ocupantes del turismo se apearon y se dirigieron al conductor del taxi de forma hostil y con gritos, por lo que este reanudó la marcha, rebasándolos.
El acusado y sus acompañantes lo persiguieron, le embistieron por detrás y a la altura del cuartel de la Guardia Civil de Xuvia volvieron a impactar contra el taxi, provocando que el taxista perdiese el control y se empotrase contra una farola, que cayó sobre la calzada.
Tras el siniestro, otro automovilista que circulaba por la carretera de Castilla colisionó contra la farola derribada.
A consecuencia de estos hechos, el taxi, valorado en 2.500 euros, resultó siniestro total y su propietario sufrió unos perjuicios por falta del vehículo de 4.745 euros. El otro coche tuvo daños por importe de 609,11 euros. J.L.C.C. tendrá que indemnizar a ambos perjudicados, así como al Concello de Narón con 1.047 euros por los daños en la farola.

fuego
Esa misma madrugada, el ahora condenado accedió con su coche a una nave almacén y, tras arrancar el portalón y romper la verja metálica, puso fuego a los vehículos de atracciones de ferias que había en el interior.
Resultaron calcinados un remolque vivienda, un camión tipo cabeza tractora, un remolque de pequeñas dimensiones y otro camión.
También sufrieron daños considerables un remolque y otro camión más.
El montante de las pérdidas asciende a la suma de 14.792,90 euros, con la que el acusado tendrá que indemnizar al afectado por este hecho delictivo, tal y como se recoge en la sentencia dictada por la magistrada María Jimena Couso Rancaño. n

Prisión por conducir de forma temeraria y quemar una nave