Suárez mediará ante Feijóo para que los furtivos puedan regularizarse

Reunión de Jorge Suárez con los furtivos de Caranza
|

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, se comprometió ayer con un grupo de mariscadores furtivos de esta ciudad a trasladar su situación al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en un encuentro que tiene previsto mantener el próximo lunes.
El regidor ferrolano se reunió ayer por la mañana con varios de estos mariscadores, entre los que se encontraban los dos que fueron detenidos este martes durante varias horas por agentes de la Policía Autonómica. El arresto se produjo después de realizar el registro a un bajo comercial que utilizan como lugar de almacén de diversos útiles para faenar, como raños, capachos, trajes de neopreno o cajas para cribar almeja, sin que durante este operativo se incautasen de ningún molusco.
Jorge Suárez declaró tras el encuentro que “no son una red de delincuencia”, sino “personas que no tienen ningún otro medio de vida ni prestación y lo único que buscan es alimentar a sus familias”.
El regidor recordó que en noviembre del pasado año solicitó una entrevista con la conselleira do Mar, Rosa Quintana, “por la cual siguen esperando”. “Yo no avalo la delincuencia, pero ante la tesitura de tener hijos y no tener qué darles de comer y optar a los recursos del mar, para obtener un mínima renta para la subsistencia, las administraciones deben de responder y buscar una solución”, argumentó.

arrestos aleatorios
Por su parte, el portavoz de este colectivo, Amador Vázquez calificó de “positivo” el encuentro con el alcalde de Ferrol.  Además,  trasladó que “el alcalde se ha comprometido a mediar por los quince furtivos”. “Nos está apoyando y esperemos que la señora Rosa Quintana no nos tilde de delincuentes, porque nosotros lo que queremos es ser legales y pagar nuestros impuestos y buscar una solución”, expresó este mariscador irregular.
Amador Vázquez también criticó la operación de registro del local comercial que utilizan como lugar de reunión y aseguró que “se llevaron todas las pertenencias de una propiedad privada, en donde no han encontrado ni una sola almeja y han usurpado los instrumentos de trabajo tanto de gente furtiva, como de legales”. Por ello, anunciaron que se emprenderán acciones legales para que les sea devuelto este material.
Otro de los mariscadores, uno de los tres detenidos, según él, “solo por estar en el momento de la llegada de la Policía en el interior del bajo”, explicó que fueron  acusados “de un presunto delito contra la salud pública y atentado a la fauna marina”.
A este respecto denunció que se les acuse de estos cargos cuando “no han cogido ni un solo gramo de almeja”, ya que no están acudiendo a faenar porque en estos momentos no tienen a “nadie que compre”.

Suárez mediará ante Feijóo para que los furtivos puedan regularizarse