Educación reclama una disculpa de quienes “mintieron” sobre la sentencia del decreto del gallego

vázquez atiende a los periodistas en el acto del pp de ourense efe
|

El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, expresó su total convencimiento de que las mentiras tienen las patas muy cortas, al criticar ayer el proceder de oposición y sindicatos con el decreto del plurilingüismo en la enseñanza, comportamiento por el que deberían “pedir perdón”.

Un nuevo auto emitido por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) considera que la Xunta sí está cumpliendo parte del contenido de las sentencias que anularon el carácter vinculante de la consulta a las familias sobre el idioma y la libertad del alumno de utilizar la lengua en el aula, castellano o gallego, independientemente del idioma en el que se imparta la materia.

incidente de ejecución

En un auto cuyo contenido se conoció el viernes, el alto tribunal desestima el incidente de ejecución planteado por Queremos Galego al entender que la administración educativa si está cumpliendo lo relativo a la consulta.

Igualmente, el TSXG denegó la declaración de nulidad de la actuación administrativa consistente en remitir a los centros educativos un formulario con la pregunta a las familias del alumnado de Infantil a fin de que hagan constar la lengua materna de su hijo antes del comienzo del curso académico 2013-1014.

La plataforma argumentaba que el formulario es idéntico al empleado en cursos anteriores.

La Xunta dispone de un mes de plazo para cumplir de manera “forzosa” las sentencias que anulan parte de dos artículos del decreto del plurilingüismo, según se fija en un auto anterior del Tribunal Superior.

El alto tribunal, que advierte de que dicho plazo es “improrrogable”, atiende la petición planteada por A Mesa por la Normalización Lingüística y la CIG.

Nuevo auto

No obstante, fuentes jurídicas precisaron que en este auto el TSXG no se pronuncia sobre si la Xunta está cumpliendo dichas sentencias, lo que sí hará próximamente.

En su auto, el TSXG señala, por tanto, que “no existe constancia” del cumplimiento íntegro de las sentencias por lo que dicta su “ejecución forzosa”.

La Consellería de Educación anunció que ya había presentado un recurso ante este auto por entender que sí había acatado y cumplido lo dictado.

Precisamente, este sábado Vázquez hizo un llamamiento a la cautela, porque en el primero de los autos el TSXG decía que “no le constaba, y nosotros en el recurso lo explicamos”, al tiempo que lamentó que reaccionasen “con barbaridades” los políticos del PSOE, AGE y Bloque.

Remarcó que las relaciones entre la Xunta y el TSXG son de “total cordialidad” y recriminó la actitud de “salir con insultos” porque un político “ha de tener una formación” y mostrar “cautela y respeto”, “lo mínimo que se le exige a un representante político o sindical”, consideró.

Probablemente, avanzó Vázquez, haya algún auto más “eventual”, pero en todo este proceso se mostró convencido de que quien ha difamado “nunca va a pedir el perdón” que debería “por sus mentiras y ofensas”.

Por su parte, Feijóo volvió a defender ayer el decreto y argumentó que es “legal y cordial”, a pesar de que “algunos” intenten confundir sobre su validez.

Feijóo proclamó que se siente “orgulloso” de la gestión del conselleiro de Educación y de la política lingüística de la Xunta que cumple, dijo, con la legalidad, como reconoce el TSXG.

Educación reclama una disculpa de quienes “mintieron” sobre la sentencia del decreto del gallego