Investigan el accidente que causó la muerte de un trabajador de Iris en Navantia Ferrol

Buque Monforte de Lemos
|

Al horror por el accidente aéreo en Francia se sumó ayer en Ferrol el dolor, más cercano, por el fallecimiento de un trabajador en el astillero de Navantia. Andrés Antón Paz, de 58 años, empleado de la veterana auxiliar Cooperativa Iris, murió aplastado al caerle encima una pieza metálica de una tonelada de peso que estaba suspendida de una grúa, a bordo del buque “Monforte de Lemos”. El fatídico suceso de produjo a las 22.20 horas del martes.

El accidente motivó la celebración de sendas asambleas a primera hora de la mañana en los astilleros de Ferrol y Fene, en las que se decidió secundar a partir de ese momento un paro de 24 horas en señal de luto y suspender, además, la manifestación que estaba convocada para hoy. Navantia, por su parte, difundió un comunicado en el que informaba de la apertura de una investigación para determinar las causas del suceso y expresaba su pésame a la familia de la víctima.

Andrés Antón Paz era natural de Cabanas, aunque residía en As Neves, A Capela, en el lugar de Gunxel. Era un trabajador con casi dos décadas de experiencia y desde hace tiempo, según la información recogida por este diario, realizaba el turno de noche, habitual dentro de la división de reparaciones, a bordo del buque “Monforte de Lemos”. Se trata del barco perteneciente a la naviera Fernández Tapias que Navantia está transformando para adecuarlo a su nueva labor, la realización de controles de calidad del crudo en las explotaciones petrolíferas del Golfo de México.

La Cooperativa Iris, empresa a la que pertenecía el operario fallecido, es una veterana auxiliar del naval ferrolano cuyos talleres se sitúan en el polígono Vilar do Colo. Fue creada precisamente por trabajadores procedentes de Astano y Bazán y está dedicada a los montajes industriales y el mantenimiento.  

Ignacio Naveiras, portavoz del comité de empresa, expresó ayer la rabia y el dolor de toda la plantilla ante este trágico suceso, que la parte social valorará cuando se realice la oportuna investigación. Ayer se sucedieron los comunicados de pésame de la Federación de Industria de CCOO, que expresó su dolor y sus condolencias a la familia, al tiempo que exigió a Navantia una investigación completa, ágil y exhaustiva. La central reclamó que se depuren responsabilidades y “que se adopten todas las medidas de prevención y seguridad para que sucesos como este no se vuelvan a producir”. CCOO se pone a disposición de la familia del fallecido para proporcionarle medios jurídicos o de otro tipo que pueda requerir.

En términos similares se expresaron también ayer el Consello Local de Esquerda Unida, que subrayó “o constante deterioro das condicións laborais nos estaleiros da ría”, y el BNG, que denunciaba que los empleados de las empresas auxiliares están sufriendo una vergonzosa situación “tanto en termos salariais como en xornadas de traballo que se prolongan, chegando alguhas até as 14 diarias”.

Movilizaciones

En efecto, el fatal accidente que se produjo en la noche del martes a bordo del “Monforte de Lemos” llega en vísperas de un nuevo calendario de movilizaciones en el que los trabajadores de la principal y de las auxiliares reclamarán ocupación y el cumplimiento de las condiciones laborales pactadas en 2001, que actualmente algunas firmas están saltándose sin que Navantia intervenga.

Navantia, por su parte, ha incluido en su plan estratégico 2014-2018 el objetivo de abaratar sus costes. Concretamente, quiere cerrar este año con una rebaja de entre el 10 y el 15% en este concepto, lo que repercute en las subcontratas.

Investigan el accidente que causó la muerte de un trabajador de Iris en Navantia Ferrol