Australia sopesa solicitar refuerzos a Navantia para salvar el programa AWD

Copia de Diario de Ferrol-9999-99-99-999-ae22b851
|

Australia está estudiando la posibilidad de pedir refuerzos a Navantia para corregir el retraso temporal y el desvío presupuestario que arrastra el programa de construcción de los Air Warfare Destroyer (AWD). La prensa de aquel país lo da ya por hecho, aunque fuentes de la compañía española, donde el interés del cliente se ha acogido con satisfacción, aclararon que de momento hay conversaciones pero no se ha cerrado un acuerdo.
Serían unos 15 trabajadores de Navantia los que integrarían el equipo de refuerzo para el desarrollo de los tres AWD. La principal novedad, con respecto al modelo de colaboración que ya venía desarrollando la compañía española con los australianos, es que los españoles participarán directamente en la dirección del programa, superando el mero papel de subcontratistas que mantuvieron hasta ahora.
Tal como se informó hace unos meses, el Gobierno australiano ha dado un ultimátum a los contratistas implicados en la construcción de los tres destructores AWD, advirtiéndoles de que o corrigen los sobrecostes y el retraso que acumula el programa o no podrán acometer en el futuro proyectos de esta complejidad.
De momento, la situación ha llevado a tomar la determinación de construir en un astillero extranjero los dos buques logísticos de los que, con urgencia, quiere dotarse la Royal Australian Navy. Este hecho beneficia claramente las aspiraciones de Navantia de conseguir el encargo con un proyecto basado en el BAC “Cantabria”, en competencia con el modelo Aegir de Daewoo.
Pero además, el Gobierno australiano amenaza con dejar en manos de la industria de un país extranjero el futuro programa de fragatas.

Adelaida
Desde que se puso en marcha el programa de construcción de los AWD, cuyo diseño ha realizado Navantia basándose en la fragata F-105, la compañía mantiene un grupo de profesionales desplazados en Adelaida, donde están los astilleros de ASC, principales contratistas del programa.
Actualmente son alrededor de quince los trabajadores de Navantia que están en aquella ciudad australiana, por lo que el desplazamiento de otro equipo, de aproximadamente otras quince personas, significaría duplicar cuantitativamente la presencia de la factoría en aquel centro de construcción naval.
Avanzará también cualitativamente, con su implicación directa en la dirección de la obra, la participación del grupo público español.

Australia sopesa solicitar refuerzos a Navantia para salvar el programa AWD