Éxito de convocatoria en la protesta comarcal en Ferrol y Narón por el futuro del sector industrial

La gran protesta logró su objetivo de unir con una cadena humana los edificios consistoriales de los municipios de Ferrol y Narón, con el puente de las Cabras como punto de encuentro de los participantes | jorge meis
|

La última gran protesta comarcal del año, convocada por los sindicatos CCOO, CIG y UGT por el futuro del sector industrial, ha resultado todo un éxito. Centenares de personas –a falta de una cifra oficial por parte de los organizadores– se unieron en una gran cadena humana que, siempre guardando las distancias de seguridad, unió los ayuntamientos de Ferrol y Narón.

A pesar de que la iniciativa de realizar una huelga general de cuatro horas en todos los sectores para complementar la protesta no tuvo la repercusión esperada –muchos profesionales consultados ignoraban esta parte de la campaña–, la movilización gozó de una gran acogida, contando, además, con la participación de los alcaldes de Ferrol y Narón, Ángel Mato y Marián Ferreiro, respectivamente, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer), Cristóbal Dobarro.

La protesta estuvo encabezada por los secretarios comarcales de la CIG, Manel Grandal, y CCOO, Santiago Díaz, y el responsable de Organización de UGT Ferrol, Jorge Ulla, que ofrecieron una rueda de prensa en el límite de ambos municipios –el puente de las Cabras– para exponer la situación en la que se encuentra el tejido económico de la comarca.

Así, Grandal alertó de que en la actualidad en la comarca “a pobreza laboral avanza a pasos axigantados”, acusando, además, al Gobierno central y a la Xunta de “abandonar” la zona –poniendo como ejemplo la falta de inversiones previstas en los Presupuestos de ambas administraciones–. “A comarca de Ferrolterra xa non está nunha situación de pedir, senón que está nunha situación de esixir”, aseveró el secretario general de la CIG, advirtiendo que “nos estamos a xogar o noso futuro e o dos nosos fillos e fillas”.

“A situación de Ferrol dende a reconversión do naval é de constante declive”, apuntó, por su parte, Santiago Díaz, haciendo hincapié tanto en la caída poblacional registrada en el área desde hace décadas, como en la situación de las “empresas motoras” de la zona, “paralizadas ou aletargadas”, añadió. Finalmente, Jorge Ulla denunció el “ostracismo” que sufre la comarca por parte de las administraciones públicas, apuntando que todos los indicadores macroeconómicos la sitúan como “la más deprimida de Galicia y una de las más deprimidas de España”, por lo que exigió “soluciones urgentes” para las tres industrias de más calado del área: Navantia, Siemens y Endesa.

Trabajo conjunto
Por otro lado, el alcalde de Ferrol, Ángel Mato, apuntó durante su comparecencia que la solución para “revertir” esta situación pasa por el “traballo conxunto” de todas las administraciones, recordando la necesidad de acometer acciones como la modernización de los astilleros o la apuesta por las energías renovables, dada la potencialidad de sus sinergias a la hora de recuperar el tejido económico.

Por su parte, la regidora de Narón, Marián Ferreiro se sumó a la demanda de soluciones, subrayando que, efectivamente, había llegado la hora de “esixir” a las administraciones, a la vez que recordó que la actual pandemia está siendo un agravante de la crisis que se está viviendo.

El último en dirigirse a los medios fue el presidente de Cofer, Cristóbal Dobarro, que expresó que, en nombre de la entidad que dirige, “temos que sumarnos a esta reivindicación porque esta non é unha cuestión de empresarios e traballadores, senón unha cuestión común que afecta a todos os cidadáns da comarca”.

Éxito de convocatoria en la protesta comarcal en Ferrol y Narón por el futuro del sector industrial