El PP critica la adjudicación “a dedo” de la gestión de la antigua cárcel

El Ayuntamiento está realizando trabajos de mejora en las instalaciones | quintana
|

El Partido Popular criticó que se confirmasen sus advertencias de que se adjudicase “a dedo” a Proxecto Cárcere la gestión del antiguo centro penitenciario, que ahora se destinará a actividades socioculturales.

La formación considera que se establecieron unas “bases a medida” para que esta entidad fuese la elegida. “Ya lo advertimos en febrero y ahora hemos confirmado que la antigua cárcel se convertirá en un chiringuito del gobierno de la Marea para dar cobertura y atención a sus amigos”, señaló ayer la portavoz popular Rosa Gallego.

La crítica del PP viene acentuada porque concejales de la Marea como Xiao Varela, María García y Rocío Fraga, el asesor del alcalde, Iago Martínez, y el diputado de En Marea, Antonio Gómez-Reino entre otro muchos cargos y militantes de la formación política.

Rosa Gallego lamentó que las bases del concurso para la gestión de este espacio se hicieron a imagen y semejanza de la propuesta de usos planteada con anterioridad por Proxecto Cárcere para evitar que hubiese competencia”.

Otro de los puntos analizados por la portavoz del Partido Popular es que desconocen cómo se produjo esta adjudicación, por lo que avanzó que requerirán al Gobierno local todo el expediente relativo a este proceso.

“Ferreiro ha conseguido entregar este edificio a sus amigos mareantes disfrazándolo de un concurso público en el que no ha existido apenas competencia y por eso vamos a exigir explicaciones de todo el proceso”, recalcó Rosa Gallego.

Edificios públicos

La adjudicación de la gestión de la antigua cárcel por parte del Gobierno local a Proxecto Cárcere fue relacionada desde el Partido Popular con el uso que se está dando actualmente de otro edificio público como es la Comandancia de Obras, que se encuentra desde hace meses tomada por okupas.

La portavoz de la formación popular criticó que “mientras las asociaciones de la ciudad tienen que soportar recortes económicos y siguen reclamando más espacio para realizar sus actividades”, el Gobierno local “permite ocupaciones ilegales y entrega otro edificio público para poner en marcha otra fábrica de ideas para hacer la campaña de la Marea, capitaneada por sus propios asesores y concejales”. l

El PP critica la adjudicación “a dedo” de la gestión de la antigua cárcel