El Gobierno andaluz se fija como meta recuperar la confianza en las instituciones

La socialista Susana Díaz toma hoy posesión de su cargo como presidenta de la Junta de Andalucía. EFE
|

El Gobierno andaluz se ha fijado como meta, en su arranque tras la toma de posesión de los consejeros, la recuperación de la confianza de los ciudadanos en las instituciones, a través de una gestión "ejemplar y transparente".

Ese ha sido el mensaje transmitido por la nueva presidenta, Susana Díaz, en la primera reunión del Consejo de Gobierno, en la que ha marcado los objetivos del "nuevo tiempo" en Andalucía y se han adoptado las primeras decisiones, entre ellas la de autorizar un incentivo de 6,17 millones de euros para adaptar la terminal del Puerto de Algeciras a la entrada de los nuevos megabuques.

"El nuevo Gobierno ya ha empezado a trabajar, no podemos perder ni un solo minuto", ha remarcado el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez, en la conferencia de prensa posterior, en la que ha anunciado que este mismo viernes habrá otra reunión "para seguir avanzando e impulsando asuntos de interés".

Tras recordar que muchos andaluces lo están "pasando mal" como consecuencia de la "difícil situación" económica, Vázquez ha señalado que los ciudadanos tienen que "observar" que su Gobierno se "ha puesto a trabajar a pleno rendimiento" en las horas siguientes a la toma de posesión.

En este primer contacto formal, la presidenta andaluza ha pedido a los miembros del Gobierno de coalición "cercanía, sensibilidad y transparencia" en la gestión.

"Los ciudadanos tienen que notar que somos receptivos a sus demandas e inquietudes, y tienen que conocer y participar de las decisiones del Gobierno", ha agregado Vázquez, que ha reiterado el compromiso de la nueva presidenta de gobernar "para todos los ciudadanos".

Ha explicado que el Ejecutivo autonómico arranca con el objetivo de "construir una Andalucía más justa y solidaria, que amortigüe los efectos de esta profunda y larga crisis".

Para ello, ha dicho, actuará en una doble dirección: impulsando medidas para la recuperación económica y la creación de empleo y manteniendo el "blindaje" de las políticas sociales.

"Esos serán los ejes de actuación que marcarán la hoja de ruta de toda la legislatura y que se verán fijados en los presupuestos", ha indicado el portavoz.

Por su parte, el consejero de Educación, Luciano Alonso, que ha comparecido en la rueda de prensa para informar sobre el inicio del nuevo curso escolar, ha resaltado que una de las prioridades del Gobierno andaluz de coalición es mantener "bajo la esfera pública" los servicios básicos del Estado del bienestar.

Alonso ha dicho que se siente "orgulloso" de formar parte de un Gobierno en el que el primer acto de la presidenta fuera el de "acompañar a alumnos, padres y profesores en su primer día de clase".

"En acciones tan habituales como ir al colegio es donde se puede observar -día a día- la realidad de Andalucía, sus virtudes y sus necesidades", ha precisado.

Antes de presidir el viernes la nueva reunión del Consejo de Gobierno, la presidenta de la Junta será recibida en audiencia mañana por la tarde por el Rey Juan Carlos, según ha recordado el portavoz del Ejecutivo.

El Gobierno andaluz se fija como meta recuperar la confianza en las instituciones