El Sánchez Aguilera no tendrá área comercial pero sí nuevas viviendas

cuartel sanchez Aguilera
|

El Concello de Ferrol rechaza la instalación de un área comercial en la parcela del Sánchez Aguilera. Tal y como aparece recogido en el documento firmado entre la administración local y Defensa, serían 8.243 metros cuadrados de suelo destinados a un edificio de este tipo (lo que supondría, ya construido, una superficie de 24.308 metros cuadrados). En cambio el aprovechamiento para vivienda, aunque choca con la idea, manifestada en varias ocasiones, de evitar la nueva construcción, sí estaría incluido dentro de los planes del actual gobierno. De hecho, una de las posibles compensaciones al Ministerio por perder el espacio comercial sería la de ofrecerle otra parcela a mayores para poder venderla y edificar. Otra opción distinta sería que el Concello asumiese los gastos de urbanización que le corresponden a Defensa y que con esa cantidad quedase compensada la pérdida. Se baraja incluso ofrecer algún otro espacio de propiedad municipal.
“O Sánchez Aguilera, tal e como recollimos Ferrol en Común e o PSOE no programa conxunto, é para nós un pulmón  da cidade que debe unir os barrios que agora mesmo están desmembrados. Defensa quere facer un uso especulativo inmobiliario das súas parcelas. Cremos que non son os tempos para iso pero si que o preferimos antes dun uso comercial”, aclaraba ayer el alcalde, Jorge Suárez. Considera que la instalación de un espacio de este tipo “faría moitísimo dano á cidade e non queremos que Ferrol se convirta, como A Coruña, nun contedor de grandes áreas comerciais, senón apoiar o comercio de proximidade. Defensa está disposta sempre e cando haxa unha contraprestación con outro tipo de parcelas”. Aunque “a nosa intención é non ofrecer nada, con iso non se darán por satisfeitos”.
Las modificaciones que pretende hacer el gobierno local no incluirán, aseguran, cambios en el Plan Especial de Reforma Interior y solo afectará a la reparcelación. “Abriuse un grupo de traballo, as expectativas son boas e o prazo que había do mes de maio xa non é perentorio”, explicó el alcalde. “Tanto eles coma nós teremos que facer cesións polo interese da cidade e sobre todo para poder abrir unha vía de negociación para tódalas propiedades que ten Defensa aquí”. El objetivo es que el convenio esté firmado “neste 2016 e poñer fin a unha batalla de catorce anos”.
Lo que sí exige el gobierno local a Defensa “é que os edificios actuais que están na súa posesión e non entran dentro de ningún convenio teñan un mantemento adecuado para que non nos atopemos con ruinas como pasa co Sánchez Aguilera”.
El alcalde reiteró ayer, además, que los usos de la antigua estación de radio de Mandiá como futura cooperativa agrícola tendrán que negociarse con la Xunta de Galicia, ya que es un espacio “que está incluído no seu plan industrial”. Se tendrá que abrir una negociación con la institución autonómica “e tratar de que eses intereses sexan os que prevalezan”.

El Sánchez Aguilera no tendrá área comercial pero sí nuevas viviendas