Las excavaciones en Campo do Castro dan más pistas sobre el tipo de construcción existente en el lugar

diario de ferrol-9999-99-99-999-7bcfd228-p
|

La segunda fase de la excavación arqueológica que se está desarrollando en Cedeira en el yacimiento de Campo do Castro está arrojando nuevos datos al grupo de expertos que lidera el arqueólogo Emilio Ramil. Se trata de una serie de hechos que han sorprendido a los trabajadores por lo que suponen.


Según se ha informado desde el Concello “a presenza dun pé dunha columna no monumento con forno fai pensar aos expertos que a estrutura tivo unha estancia parcialmente cuberta a modo de soportal”. De confirmarse esta posibilidad ahora contemplada por el equipo sería una singularidad más que sumar a todo el proceso de excavaciones que permite pensar en la gran importancia que pudo haber tenido la zona de las excavaciones, al margen de la importancia que tiene el hecho de que en esta zona se haya localizado la quinta piedra formosa de Galicia, o lo que es lo mismo un monumento con horno, que se localizó en las primeras fases de la excavación el pasado mes de diciembre.

Se trata de un horno perfectamente conservado que junto con el acceso al monumento enlosado constituyen las grandes riquezas de esta actuación arqueológica que financia la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia.

Los trabajos, si el tiempo lo permiten, concluirán en los próximos días. La inversión total de la actuación supera los 18.000 euros.

Antiguas civilizaciones
El yacimiento de Campo do Castro se encuentra en la zona costera de Punta Sarridal y constituye una evidencia más de la presencia en esta zona de la comarca de civilizaciones anteriores a la romana. Uno de los primeros sondeos realizados pusieron a los expertos sobre la pista de la posible existencia en el lugar de un asentamiento galaico-romano, una hipótesis que posteriormente sería confirmada con la realización de la primera intervención en la zona. En esas primeras catas, además de numerosos restos de cerámica, salieron a la luz las estructuras de un complejo arquitectónico vinculado al mundo castreño y a la posibilidad de que en el lugar se tomaran baños de vapor. La piedra formosa formaría parte de este conjunto arquitectónico. Un atrio, una antecámara en la que también existe un banco, una cámara o la entrada al horno son otros espacios que también se han recuperado durante los trabajos que están a punto de concluir Del conjunto se está tratando todavía de extraer el máximo de información posible. A través de una tercera actuación, financiada por el Concello cedeirés, se prevé poner en valor todo el conjunto.

Las excavaciones en Campo do Castro dan más pistas sobre el tipo de construcción existente en el lugar